Según Exceltur

El sector turístico mejora ligeramente en afluencia pero no en ingresos

La Alianza para la excelencia turística Exceltur ha mejorado ligeramente sus previsiones del sector turístico español para 2010 y prevé una caída del PIB turístico del 0,6% frente a la del 0,9% que anticipaba a comienzos del año.

Turistas en la playa de Corralejo (Fuerteventura).
Turistas en la playa de Corralejo (Fuerteventura).

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, dijo hoy, en una rueda de prensa, que un ligero repunte del turismo en el primer trimestre se ha consolidado en el segundo, aunque una mayor afluencia de turistas, al ser alentada por ofertas y descuentos, no se ha traducido en mejores resultados.

Para la temporada de verano, tampoco caben "alegrías", ya que se prevé que va a ser más corta y con precios "más que tristes".

A la disminución de la estancia media se suma "una nueva vuelta de tuerca a la baja en la guerra de precios" en la que se encuentra inmersa la mayor parte de los subsectores de la cadena de valor turístico.

Los hoteles españoles llevan reduciendo sus precios 19 meses consecutivos y las agencias de viajes, 11.

En la última década, se han perdido 10.500 millones de euros reales de ingresos por turismo extranjero, al pasar de 47.775 millones de euros en 2002 a los 37.216 millones del presente ejercicio, cifra que supone una caída del 2,4% respecto al año pasado, cuando el retroceso fue del 10,6%.

La actividad turística se ha animado en el segundo trimestre, gracias a los viajes de los españoles y el repunte del turismo de negocios, ya que el extranjero sigue bajando en ingresos y llegadas, salvo a las ciudades.

Aunque no existen estudios sobre el impacto que pueda tener el Mundial de Fútbol en el turismo español, Zoreda opinó que puede ser positivo en cuanto a dar a conocer España como destino turístico en los mercados lejanos, donde nuestro país era poco conocido hasta ahora.

Zoreda explicó que la demanda británica y alemana sigue sin recuperarse, mientras que los turistas de EEUU, los países nórdicos, Francia e Italia experimentan variaciones positivas.

Los destinos vinculados al año Xacobeo -Galicia, País Vasco y Navarra-, algunas ciudades, entre las que destaca Madrid, y Canarias mejoran en el segundo trimestre de 2010, frente a las caídas de los destinos de interior, Asturias, Cantabria y especialmente los de las zonas vacacionales del mediterráneo, entre ellas Baleares.

Las agencias de viajes, junto a las de alquiler de coches, son de las pocas empresas del sector que han mejorado sus resultados, a lo que ha contribuido en parte la redistribución de la cuota de mercado dejada por la inactividad de Viajes Marsans y el cierre de 2.000 puntos de venta.

En cuanto a las aerolíneas, la nube de cenizas del volcán islandés "ha truncado" su favorable arranque del primer trimestre de 2010, salvo aquellas más especializadas en larga distancia y particularmente a Sudamérica.

Las empresas turísticas más asociadas con el gasto en destino, como los hoteles y las compañías de ocio, esperan un verano similar al de 2009, que "no fue bueno", y algunas incluso con ligeras caídas en ingresos por los menores precios medios.

Pese a que este verano habrá más movimientos turísticos, los presupuestos serán muy contenidos, sin elevar el gasto en destino ni la rentabilidad empresarial, señaló, para añadir que el rebose turístico de Turquía, que crece a dos dígitos, induce ventas de última hora para España.

Asimismo, la debilidad de la demanda va a obligar al 61% de las empresas turísticas a asumir la subida del IVA por no poder repercutirla al consumidor final.

Las empresas de transporte y en especial las compañías aéreas son las que más dificultades esperan para trasladar el alza del IVA al consumidor, junto con los hoteles de la costa, que ya cerraron sus precios con los touroperadores y las empresas de ocio.

En este escenario, "aún cogido con alfileres", el sector turístico desea ser locomotora de una recuperación sostenible para España.

Por ello, urge al Gobierno, los partidos políticos y las comunidades autónomas, en especial las de sol y playa, "el máximo consenso y compromiso políticos para liderar su inaplazable reestructuración competitiva, en línea con la prioridad de cambio del modelo productivo al que se aspira desde el Ejecutivo".