La mitad de lo estimado por los promotores

Vivienda dice que el precio de los pisos ha caído un 12% desde sus máximos

El Ministerio de la Vivienda asegura que el precio de la vivienda en España ha descendido un 12% desde sus niveles máximos, a finales de 2007, prácticamente la mitad de lo estimado por los promotores, que hablan de una caída de más del 20%.

Además, el gabinete dirigido por Beatriz Corredor sostiene que el proceso de ajuste de los precios aún no se puede dar por cerrado, aunque no hace previsiones de hasta cuando se prolongarán los descensos de los precios de la vivienda.

Así lo manifestó hoy en rueda de prensa la directora general de Arquitectura y Política de Vivienda, Angeles Marín, quien compareció por primera vez tras su llegada al cargo para valorar la moderación de la caída de los precios en el segundo trimestre del año, con un retroceso del 3,7% en el caso de la vivienda libre según valores de tasación.

Los cálculos del Ministerio de Vivienda coinciden, sin embargo, con los que maneja la Asociación Española de la Banca (AEB), que en su Informe Económico-Financiero del mes de junio estima que el precio de la vivienda ha caído poco más de un 10% respecto al precedente máximo, que sitúa unos meses más allá, a principios de 2008.

Además, Vivienda detalla que ni las mayores caídas acumuladas, registradas en Toledo y Guadalajara, con descensos del 19,5% y del 19,3%, respectivamente, llegan a superar el 20% que estiman los promotores. Por el contrario, señala que hasta la fecha el ajuste ha sido del 8,2% en Ourense, del 7% en Cáceres, del 6,2% en Soria y del 4,2% en Badajoz.

Camino del equilibrio entre oferta y demanda

Más allá de estos cálculos, Marín aseguró que el Ministerio de Vivienda no puede hacer predicciones sobre el momento en que dejarán de bajar los precios y sobre cuándo se podrá dar por concluido este ajuste, por lo que se limitó a apuntar que, al menos, "los precios tienden a estabilizarse".

En este sentido, Vivienda sostuvo que la nueva moderación de la caída del precio de la vivienda refleja una tendencia de "aproximación al reequilibrio entre la oferta y la demanda con precios más razonables". Para finalizar, Marín aseguró que el sector se sigue redimensionando y que "gran parte del ajuste" ha quedado atrás, como demuestra el hecho de que algunas provincias ya empiecen a experimentar incrementos anuales en los precios de la vivienda.