Petróleo

El crudo de Texas sube el 2,93% y cierra a 77,15 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se encareció hoy el 2,93% y cerró a 77,15 dólares en Nueva York, en una una jornada también alcista en el mercado bursátil y a la espera de conocerse el estado de las reservas en Estados Unidos.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto añadieron 2,20 dólares al precio del lunes y neutralizaron así el descenso que registraron ese día.

El precio al que cerraron esos contratos es el más alto que registran desde el pasado 28 de junio, cuando concluyeron aquella sesión a 78,25 dólares/barril.

Los contratos de gasolina añadieron alrededor de 6 centavos y finalizaron a 2,08 dólares por galón (3,78 litros), en tanto que los de gasóleo subieron 5 centavos y cerraron a 2,04 dólares/galón.

Los contratos de gas natural recortaron en cambio 3 centavos al valor que tenían el lunes y cerraron a 4,35 dólares por cada mil pies cúbicos.

El ascenso en el precio del crudo fue un día más en paralelo a la corriente alcista que predominaba en la Bolsa de Nueva York, donde algunos resultados y perspectivas empresariales favorables respecto de la evolución de la economía impulsaron el deseo de comprar valores bursátiles y otros activos.

La tendencia ascendente en el mercado petrolero se vio favorecida además por el retroceso del dólar ante el euro y otras divisas, lo que abarata las compras de materias primas que, como en el caso del petróleo, se negocian en dólares en los mercados internacionales.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) señaló además que la demanda mundial de crudo crecerá el 1,6% en 2011, a 87,8 millones de barriles diarios y el 2,1% este año, a 86,5 millones, respecto de 2009, un incremento este muy similar a lo que calculó hace un mes.

El mercado petrolero tendrá ocasión de comprobar este miércoles si las reservas de crudo en Estados Unidos descendieron la pasada semana, como prevén algunos analistas, y si aumentaron las de gasolina y de productos destilados, una categoría esta última que incluye al gasóleo de calefacción y al diesel.