Por los adelantos del Plan 2000E

Los concesionarios acusan a las Administraciones de adeudarles más de 300.000 euros

La deuda contraída por las Administraciones Públicas por los adelantos del Plan 2000E supera en algunos casos los 300.000 euros, lo que está comprometiendo los beneficios y poniendo "en serios apuros" a estas empresas.

Así lo aseguró, en declaraciones a Ifema Motor, el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), Antonio Romero-Haupold, quien destacó que las concesiones "han llevado el peso" del Plan 2000E desde su puesta en marcha.

Romero-Haupold cifró en 13,9 millones de euros la deuda contraída y no reconocida por las Administraciones Públicas con los concesionarios. De este importe, 5,9 millones de euros (11.880 operaciones) corresponden al Ministerio de Industria y los ocho millones restantes (16.095 operaciones), a las comunidades autónomas.

El máximo responsable de Faconauto, organización que ha decidido llevar a los tribunales a las Administraciones por esta deuda, relató que el problema surgió al abrirse el pasado 25 de marzo, "con 85 días de retraso", el sistema para la gestión del Plan 2000E. Se produjo un bloqueo de este sistema y los concesionarios no pudieron grabar las operaciones.

El presidente de la patronal de los concesionarios señaló que "no ha quedado más remedio" que acudir a la vía judicial, e instó a las Administraciones a "mover pieza". En este sentido, avanzó que Cataluña y la Comunidad Valenciana han fijado un calendario de pagos, pero sólo para la deuda reconocida, en la que no se incluyen las operaciones que no pudieron grabarse en el sistema.