Transporte ferroviario

Renfe propone a su consejo suspender el concurso del AVE a París

La mesa de contratación constituida en Renfe para la licitación de diez trenes destinados a prestar servicio en la línea de alta velocidad en construcción entre España y Francia por la frontera mediterránea ha propuesto la suspensión del concurso para ser coherente con el plan de reducción de la deuda pública aprobado por el Gobierno e implementado en este área por el Ministerio de Fomento.

La propuesta será trasladada a un próximo consejo de administración de la operadora ferroviaria para su más que probable ratificación.

La empresa que preside Teófilo Serrano explicó ayer que este recorte se justifica por la firme decisión de Renfe de "contribuir a superar la actual crisis económica", sumándose a los recortes de inversión que ya ha aprobado el departamento que dirige José Blanco.

La operadora, que había previsto un gasto de 270 millones para la compra de los diez nuevos trenes, asegura que no renuncia a prestar servicio en el nuevo corredor una vez que culmine la primera fase de las obras de conexión a final del presente ejercicio.

Renfe realizará el transporte de pasajeros en esta primera aventura transfronteriza de alta velocidad con trenes de su actual parque, a los que "realizará las transformaciones y ajustes necesarios para aumentar su capacidad y adecuarlos a los requerimientos de la red ferroviaria francesa".

En los dos primeros años, la explotación del servicio se realizará con un transbordo obligado de trenes en la localidad de Figueres. Renfe cubrirá con sus trenes el trayecto Madrid-Barcelona-Figueres, mientras que la operadora francesa SNCF explotará con su material rodante la relación entre Figueres-París. El transbordo es imprescindible ya que la línea del AVE español no llegará hasta la frontera francesa hasta 2012.

Valencia

El ajuste de gastos no afectará a la línea del AVE entre Madrid y Valencia, cuyo material rodante, el tren de Talgo, Bombardier y Renfe, el S-112, fue presentado en sociedad la semana pasada. El tren tiene mayor capacidad, 365 plazas, que su predecesor.