Frente al 3,58% de la subasta anterior

El Tesoro sube el interés hasta el 3,727% para colocar 3.500 millones en bonos

El Tesoro ha colocado 3.500 millones de euros en bonos a cinco años al tipo marginal de 3,727% frente al 3,58% anterior, un día después de que la agencia de medición de riesgos Moody's pusiera en vigilancia la calificación de la deuda española, ante una posible rebaja, por el deterioro de sus perspectivas de crecimiento económico.

El Tesoro adjudicó 3.501 millones de euros frente a los 5.969 millones solicitados. El objetivo de colocación estaba fijado entre los 2.500 y 3.500 millones de euros. La demanda ha superado en 1,7 veces la oferta frente a las 2,3 veces de la subasta anterior.

El Estado remuneró su papel ligeramente por encima de la rentabilidad de la subasta anterior al pagar un tipo marginal del 3,727% ciento frente al 3,58% de la emisión del pasado 6 de mayo. Aquella puja era la primera que se celebraba después de que la agencia de calificación crediticia Standard and Poor's bajara la calificación de la deuda a largo plazo de España hasta el nivel "AA".

De hecho, el coste de financiación del Estado se ha incrementado paulatinamente desde que hace algo más de un año, en abril de 2009, cuando la agencia de "rating" Standard & Poors (S&P) rebajara la calificación de la deuda a largo plazo de España hasta el nivel "AA".

El Tesoro ha tenido que subir la rentabilidad de todas las subastas de deuda celebradas en junio, después de que la agencia de medición de riesgos Fitch rebajara el 28 de mayo la calificación de la deuda española.

De este modo, el día 10 subió el interés de los bonos a tres años desde el 2,030% al 3,394%, y el día 15, un día después de que la agencia Moody's rebajara la calificación de la deuda griega a bonos basura, tuvo que elevar la rentabilidad de las letras a 12 y 18 meses.

Las letras a un año salieron con un interés marginal del 2,450%, el más elevado desde noviembre de 2008 y 0,75 puntos porcentuales por encima del 1,699% de la anterior subasta, mientras que las letras a dieciocho meses lo hicieron con un interés marginal del 2,9%, también superior al 2,050 de la puja precedente.

El jueves 17 se adjudicaron 3.479 millones de euros en bonos a 10 y 30 años y se elevó el interés marginal de ambas denominaciones hasta el 4,911% y el 5,937%, respectivamente, los mayores desde aproximadamente una década.

Y finalmente, el día 22 adjudicó 4.020 millones de euros en letras a tres y seis meses con una ligera subida del interés, de 0,25 puntos por encima de la anterior y en niveles de febrero del pasado año.

Los de las letras a seis meses fueron un tercio superiores al de la puja precedente.