Junta de accionistas de Prisa

El consejero delegado critica la "pasividad" de los partidos hacia la prensa

El consejero delegado y presidente de la comisión ejecutiva de Prisa, Juan Luis Cebrián, lamentó ayer en su discurso "la pasividad de los partidos políticos mayoritarios" a la hora de "implementar una legislación que ayude a la prensa escrita a descubrir un futuro más prometedor que el que se le anuncia". El directivo expresó su "preocupación" por el "porvenir de la prensa de calidad y de influencia".

"No digo esto", declaró, "en nombre de El País, que es uno de los pocos diarios de referencia del mundo, y el único de España, que gana dinero, sino en el de un sector de cuya importancia para el sostenimiento y desarrollo de la democracia representativa no cesan de hablarnos tantos políticos, incapaces sin embargo de acudir a su sostenimiento como no sea desde el clientelismo, el sectarismo o el servilismo". Explicó que más de 3.000 periodistas han perdido su empleo en los dos últimos años. "Podemos preguntarnos cuántas voces van a ser acalladas, silenciadas o apenas oídas, como consecuencia de la crisis y de las dudas sobre el porvenir de los medios".

El directivo hizo estas declaraciones tras abordar el futuro de Le Monde, del que Prisa controla el 15%. Esta participación obedece a "motivos profesionales y estratégicos y no financieros", y explicó que el principal accionista del periódico galo ha decidido otorgar una exclusiva para negociar su recapitalización a un trío de inversores externos, frente a la propuesta de dos de los actuales accionistas, Prisa entre ellos. Cebrián ya expresó en el seno del consejo de Le Monde sus dudas sobre la "conveniencia de aceptar dicha oferta" y su decisión de hacer valer sus derechos como accionista. "Los próximos meses servirán para aclarar el futuro de un periódico tan epónimo para la prensa mundial y europea".

PRISA 1,41 0,14%

Frente al sectarismo

Juan Luis Cebrián criticó la "incapacidad" de los políticos para auxiliar a los medios de calidad e influencia que no sea a través del "clientelismo, el sectarismo o el servilismo".

Prisa hará valer sus derechos en Le Monde, en el que posee el 15%.