Cuarto día de huelga

Zapatero exige el respeto a servicios mínimos en huelga del Metro

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reclamado hoy respeto a los servicios mínimos en el conflicto que se mantiene en el Metro de Madrid y ha pedido responsabilidad tanto a la Comunidad de Madrid como a la representación de los trabajadores para alcanzar un acuerdo.

Así se ha manifestado Zapatero en una comparecencia ante los periodistas después de reunirse con el ex primer ministro británico y enviado especial del Cuarteto para Oriente Medio, Tony Blair, en la que ha recordado que el respeto a los servicios mínimos "forma parte esencial del derecho de huelga".

Junto a él, ha agregado Zapatero, está el derecho de los ciudadanos, que "debe tener el mismo rango de protección". Rodríguez Zapatero ha querido manifestar "la actitud de colaboración" que siempre tiene el Gobierno y ha dicho que aunque es la Comunidad de Madrid la que tiene la competencia del Metro, el Ejecutivo se ofrece a ayudar a resolver el conflicto que mantiene en huelga desde el pasado lunes a los trabajadores del suburbano.

Ha confiado Zapatero en que el conflicto se resuelva cuanto antes y en que la Comunidad de Madrid "tenga la actitud y la responsabilidad para solucionarlo", así como los representantes de los trabajadores. El jefe del Ejecutivo ha resaltado el comportamiento "cívico y paciente" de los madrileños durante la huelga, que les ha supuesto "graves trastornos".

Pero sobre todo, Zapatero ha querido reafirmar "un principio que va paralelo" al derecho de huelga: el del cumplimiento de los servicios mínimos, que en un servicio público como el transporte es "exigible", por lo que ha apelado a la "máxima responsabilidad" para que se respete.

Aguirre: Es "evidente" que se necesita una ley de huelga

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que es "evidente" que España necesita una ley de huelga para que los sindicatos no puedan tomar como "rehenes" a los ciudadanos, después de lo ocurrido estos días con los paros en Metro donde no se han respetado los servicios mínimos.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la dirigente autonómica ha recordado que esta cuestión salió ayer durante la reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP de Madrid, donde intervino José María Álvarez del Manzano para recordar la "huelga salvaje" de la EMT de 1991.

Aguirre, que ha recordado que ella vivió estos paros en primera persona porque era consejera de la EMT por ser concejal de Medio Ambiente, ha señalado que el ex alcalde de la capital recibió una llamada del entonces presidente del Gobierno Felipe González para decirle: "'Si aguantas, te prometo que haré una ley de huelga'.

"Luego no pudo hacerla o no quiso o no le pareció oportuno pero es evidente que España necesita una ley de huelga", ha manifestado Aguirre, quien después no se ha pronunciado sobre el hecho de que se haga "en caliente o no" pero sí ha insistido en que se tiene que "cambiar" la situación.

Retiran seis trenes por supuestos sabotajes

La dirección de Metro de Madrid ha retirado seis trenes que iba a poner en circulación en la línea 1, después de que los técnicos detectasen que se había "manipulado" uno de los mandos de cabina que controla la apertura de puertas.

El incidente se ha producido a la apertura del servicio, a las 06.00 horas, ha informado la empresa, que tiene previsto presentar a lo largo del día una denuncia ante la policía.

En un comunicado, Metro explica que el llamado "selector de puertas" es un mando que se encuentra en la cabina del conductor y que consiste en una ranura en la que se introduce una llave con la que los conductores seleccionan si abren las puertas del tren del lado derecho o del lado izquierdo.

La empresa señala que "al haber sido manipulado este mecanismo, se ha impedido la puesta en servicio de estos trenes que estaban a punto de salir de las cocheras de Plaza de Castilla", desde donde salen habitualmente los trenes que circulan por esa línea.

Los técnicos de Metro han sido alertados por los conductores que iban a comenzar su turno en estos trenes de que los selectores de puertas no funcionaban.

Tras comprobar que se habían manipulado, los técnicos han procedido a su sustitución por otros, con lo que el incidente no ha causado ningún perjuicio a los usuarios.

Cuarto día de paros

La hora punta matutina en la cuarta jornada de huelga del servicio de Metro de Madrid ha transcurrido sin ningún incidente, con respeto a los servicios mínimos y con un seguimiento del cien por cien de los trabajadores, según los sindicatos UGT y CC OO.

Un portavoz de Metro confirmó a Efe que se están cumpliendo los servicios mínimos del 50% fijados por la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

Entretanto, los responsables sindicales esperan que a lo largo del día se produzca algún "contacto" con la Consejería o el Consorcio Regional de Transportes.

Teodoro Piñuelas (UGT) dijo a Efe que su sindicato está "a la espera" de que en la jornada les "llame alguien del Consorcio o la Consejería", ya que consideran que la dirección de Metro está "desautorizada".

"Nosotros no vamos a llamar a nadie", aseveró el secretario general de UGT en Metro, quien conminó al ministro de Fomento, José Blanco, a "explicar por qué hay que respetar unos servicios mínimos ilegales".

Alfonso Blanco (CC OO) declaró que su sindicato no tiene "ningún problema en hablar con la dirección de Metro, ni en solicitar una reunión".

Tras señalar que los servicios mínimos se están cumpliendo "al cien por cien" y que el seguimiento de la huelga es "total", Blanco apuntó que el comité de empresa (CCOO, UGT, Sindicato de Conductores, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre) se reúne esta mañana, e hizo hincapié en que su pretensión es que "se cumpla el convenio colectivo" que tienen firmado.