El derecho alemán permite la negativa

Alemania no forzará a los bancos a que publiquen las pruebas de estrés

El Gobierno de la canciller alemana Angela Merkel no obligará a los bancos a que publiquen las llamadas pruebas de resistencia, sino que confiará en que las presiones del mercado en pro de la transparencia logren el mismo resultado.

Conforme al derecho alemán vigente, los bancos pueden negarse a que se publiquen los resultados de las pruebas de estrés, y el Gobierno no planea cambiar la ley, dijo hoy un portavoz del Ministerio de Finanzas, Michael Offer, en un mensaje electrónico.

El Gobierno está preguntando a los bancos si están dispuestos a dejar que se publiquen los resultados, y "si no, no se publicarán", dijo Offer. Tampoco el Gobierno divulgará qué bancos que se han negado, dijo el portavoz. En todo caso, "es mucha la presión para que se publiquen porque los mercados ven quién ha publicado y quién no", dijo.

Los dirigentes de la Unión Europea decidieron ayer publicar los resultados de las pruebas de resistencia a las entidades prestamistas de la región y rechazaron las inquietudes de los grupos de presión y ejecutivos bancarios -entre estos el jefe ejecutivo de Deutsche Bank AG, Josef Ackermann-, en el sentido de que publicar las pruebas podría socavar la confianza en los bancos a menos que los Gobiernos prometan darles ayuda. Merkel dijo que la medida era importante para que hubiese "máxima transparencia".

En una rueda de prensa del Gobierno en Berlín hoy, Offer dijo que el Gobierno está examinando las reglas jurídicas sobre publicación de pruebas de resistencia. Los críticos de que se publiquen parecían estar "remando hacia atrás", dijo.