_
_
_
_
_
En la segunda mitad de julio

España arranca a Europa la publicación de los test de solvencia

España logró ayer que los países de la UE se comprometan por primera vez a publicar los resultados de los test de resistencia de sus principales entidades financieras. El Gobierno está convencido de que esa transparencia despejará las dudas sobre la banca española porque, según sus datos, Santander y BBVA encabezan el ranking europeo de fortaleza.

España arranca a Europa la publicación de los test de solvencia
España arranca a Europa la publicación de los test de solvenciaREUTERS

El Gobierno remató ayer en Bruselas un magistral contraataque para atajar los rumores sobre las dificultades del sector bancario español y poner en entredicho, al mismo tiempo, la situación del sector en algunos de los países de donde han partido los últimos ataques especulativos contra la economía española.

El miércoles, víspera de la cumbre europea celebrada en Bruselas, el Banco de España anunció la futura publicación de los resultados de los tests de solvencia que está realizando a todas las entidades españolas. Las decisión permitió ayer a José Luis Rodríguez Zapatero defender en Bruselas una medida similar para toda Europa y acorralar a los países que, como Alemania, se resistían hasta ahora a revelar la situación real de sus entidades financieras.

La ofensiva dio resultado. Y el Consejo Europeo, forzado por decisión unilateral de España, acordó que "los resultados de los tests de fortaleza que están realizando los supervisores bancarios serán publicados en la segunda quincena de julio como muy tarde". Fuentes españolas dejaron caer, al hilo de la cita en Bruselas, que en los resultados comparativos provisionales, aún confidenciales, dos entidades españolas, Santander y BBVA, encabezan el ranking bancario europeo de fortaleza.

"No hay nada mejor que la transparencia para dejar atrás todo rumor sin fundamento", señaló con satisfacción el presidente del Gobierno al término de la cumbre. Zapatero pidió, además, que los tests se realicen "con las hipótesis más exigentes respecto a las perspectivas de crecimiento". Y que los resultados se difundan "para fortalecer la confianza en la zona euro".

Al resto de socios no le quedó más remedio que asumir el desafío del único país que, hasta ahora, no ha tenido que inyectar fondos públicos en el capital de ninguna entidad para mantenerla solvente.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martí, se mostró entre tanto abierto a publicar entidad por entidad los resultados de las pruebas de resistencia realizados en Europa. "En España se han hecho transparentes los parámetros de los stress test y explicado las necesidades de capital de las cajas en los peores escenarios. Y a pesar de todo, los mercados no están satisfechos", se lamentó el directivo en un seminario organizado por la APIE en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), informa Eduardo G. Ercoreca. Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente de Santander, se pronunció en la misma línea. "Estoy convencido de que al conocerse esos datos se alejarán las dudas no sólo del conjunto del sistema, sino de la mayor parte de las entidades", declaró.

El director general de CECA, José Antonio Olavarrieta, también es partidario de que se publiquen los resultados de estas pruebas. En la misma línea se pronunció el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, o fuentes de Banco Sabadell. El primero en pronunciarse a favor de esta medida fue el presidente de BBVA, Francisco González, quien abrió el debate tres días antes de que se adoptará esta decisión.

Claves

 

Test españolEl FMI se mostró ayer favorable a la decisión de hacer públicos los resultados de las pruebas de estrés a las que han sido sometidos los grandes bancos europeos.

Banco de España será el encargado de realizar las pruebas de test a la banca nacional, y sus resultados serán los que se publiquen.

Visto bueno a la tasa bancaria

La última cumbre de la presidencia española de la Unión Europea dejó ayer para los anales del sector financiero el compromiso político de los socios comunitarios, con la excepción de la República Checa, de "introducir un sistema de impuestos y tasas sobre las entidades financieras para asegurar su contribución adecuada y la fijación de incentivos para contener los riesgos sistémicos".El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, aseguró en la rueda de prensa posterior a la cumbre, que el pacto alcanzado en la UE incluye "la tácita aceptación" de que los impuestos se crearán con o sin acuerdo en el G-20.El Consejo Europeo incluso fija ya el plazo de octubre de este año para que la Comisión Europea y los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) presenten el primer informe las principales características del futuro impuesto.Los 27 también acordaron defender en la próxima cumbre del G-20 en Toronto la introducción a nivel internacional de impuestos a las transacciones financieras.Fuentes comunitarias reconocen, sin embargo, que esa iniciativa tiene pocas posibilidades de prosperar a la vista de las reticencias de muchos países mostradas en el pasado G-20 de Corea.El Consejo Europeo hizo también un llamamiento al Parlamento Europeo para que acelere la creación de las nuevas Autoridades financieras europeas (de banca, seguros y mercados bursátiles). La presidencia belga de la UE, que comienza el 1 de julio, continuará las negociaciones en esa materia realizadas por la presidencia española, con vistas a que las tres Autoridades arranquen el 1 de enero de 2011.En España, el presidente de la patronal bancaria, Miguel Martín, se mostró en contra de la creación de un impuesto para las entidades financieras que no hayan recibido apoyo público.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_