Ante el acuerdo de los Veintisiete

Cayo Lara lamenta: la tasa bancaria es solo "un seguro de protección para futuras crisis de la banca"

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, lamentó hoy que la "letra pequeña" de la futura tasa bancaria acordada ayer por los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, para que las entidades contribuyan a financiar los costes de futuras crisis, acabe convirtiendo esta iniciativa en "un seguro de protección para futuras crisis que pueda tener la banca, y que no se tengan que cargar al erario público".

En declaraciones a los medios, antes de participar en la mesa redonda 'Crisis económica y respuesta social' dentro de una Jornada de CC OO, celebrada en Toledo, rechazó que esta tasa "no aparece como un impuesto a la banca para que de alguna manera contribuyan con las haciendas públicas de los estados, para que financien la parte importante de la crisis que han creado ellos, que han sido los incendiarios".

"Consiguientemente, el G-20 tampoco está por la labor de que la crisis no la paguen los trabajadores y trabajadoras que no la han creado y que la paguen aquellos que han sido los que han generado la crisis, que ha sido el poder financiero", criticó el dirigente de Izquierda Unida.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete respaldaron ayer la creación de una tasa bancaria para que las entidades contribuyan a financiar los costes de futuras crisis, incluso aunque no se logre un acuerdo a nivel internacional en el G-20 que se celebrará la semana que viene en Toronto.