Hablará mañana con Obama

Cameron subraya la importancia de que BP continúe siendo una compañía fuerte y estable

El primer ministro británico, David Cameron, declaró este viernes que a todo el mundo le interesa que la petrolera BP continúe siendo una compañía fuerte y estable a pesar del vertido de crudo en el golfo de México.

Cameron, que hoy vuelve de una visita sorpresa a Afganistán, ha hablado con el presidente de BP, Carl Henric Svanberg, y le expresó su frustración por los daños medioambientales que ha causado la inmensa mancha de petróleo en el golfo y en las costas del sur de Estados Unidos.

"Svanberg aclaró que BP continuará haciendo todo lo que pueda para detener el vertido de petróleo, reparar los daños y cumplir con todas las reclamaciones legítimas de compensación", relató un portavoz gubernamental sobre la conversación. Cameron y el presidente estadounidense, Barack Obama, hablarán por teléfono mañana sábado sobre esta cuestión.