Mantiene los tipos en el 1%

El BCE mejora las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2010 pero rebaja las de 2011

El Banco Central Europeo (BCE) revisó ligeramente al alza las previsiones de crecimiento de la zona del euro para 2010, pero rebajó sus pronósticos para el próximo año. La autoridad monetaria decidió hoy mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 1%, tal y como esperaba el consenso del mercado pese a los rumores sobre un posible recorte del precio del dinero hasta el 0,5%.

El presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet
El presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dijo en rueda de prensa en Fráncfort que la entidad pronostica ahora que la economía de la zona del euro crecerá en 2010 entre el 0,7% y el 1,3%. En marzo el BCE había pronosticado un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año entre un 0,4% y un 1,2%, lo que supone una pequeña revisión al alza por los impulsos de la recuperación de la economía mundial.

Sin embargo, de cara al próximo ejercicio las proyecciones de los economistas del Eurosistema son menos optimistas que las de los del BCE en marzo al augurar un crecimiento del PIB de entre el 0,2% y el 1,2%, frente a la horquilla de entre el 0,5% y el 2,5% anteriormente prevista.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 1%, tal y como esperaba el consenso del mercado pese a los rumores sobre un posible recorte del precio del dinero hasta el 0,5%.

Trichet considera que los tipos de interés se mantienen en un nivel "apropiado" y advirtió de que el ritmo de recuperación económica en la zona euro será "moderado e irregular". El máximo responsable de política monetaria de la eurozona volvió a utilizar el término "apropiado" al referirse al precio del dinero en la zona euro, lo que apunta a que la institución emisora no se plantea modificar su actual política monetaria, en consonancia con el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EE UU.

Así, el banquero galo afirmó que la eurozona registrará bajas presiones inflacionistas, ya que las expectativas de inflación a medio y largo plazo permanecen "firmemente ancladas" de acuerdo con los objetivos de estabilidad de precios de la entidad.

No obstante, los economistas del Eurosistema ajustaron al alza las previsiones de inflación para 2010, hasta un rango de entre el 1,4% y el 1,6%, frente a la anterior horquilla de entre el 0,8% y el 1,6%, debido al encarecimiento de las materias primas por la depreciación del euro, mientras que de cara a 2011 los pronósticos sitúan el incremento de precios entre el 1% y el 2,2%, frente al 0,9% y el 2,1% de las previsiones de marzo.

Liquidez a los bancos en subastas a 3 meses

Trichet anunció hoy que la entidad dará a los bancos comerciales toda la liquidez que necesiten en las operaciones regulares de refinanciación con tres meses de vencimiento. Dijo que las operaciones del 28 de julio, 25 de agosto y 29 de septiembre se llevarán a cabo mediante un procedimiento de adjudicación plena a un tipo de interés fijo.

Trichet destacó que el máximo órgano ejecutivo del BCE tomó hoy esta decisión por unanimidad. El presidente del banco europeo hizo hincapié en que se mantienen las tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros.

La reaparición de tensiones en los mercados de dinero por la crisis de endeudamiento de Europa ha obligado al BCE a frenar la estrategia de retirada de las medidas extraordinarias aplicadas tras la quiebra de Lehman Brothers para facilitar liquidez a los bancos.

La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.

El BCE ha dejado el precio del dinero en el 1% desde hace más de un año y lo mantendrá así hasta la segunda mitad del próximo año ya que las crisis de endeudamiento de Europa podría dificultar la recuperación económica. El Banco de Inglaterra también mantuvo su tasa rectora en el 0,5%, por séptimo mes consecutivo.