En momentos turbulentos de los mercados

Diez consejos para ganar en Bolsa

En momentos convulsos para los mercados, es fundamental tener claras las pautas a seguir a la hora de invertir en los mercados.

Consejos para ganar en Bolsa
Consejos para ganar en Bolsa

La agencia de valores Gestiohna apunta las 10 claves que deben marcar la pauta del buen inversor. Una breve guía que permitirá a los más previsores disponer de ingresos complementarios durante su jubilación.

1. Mirar más allá del presente: La pretensión de obtener beneficios a corto plazo provoca que se tomen decisiones financieras precipitadas sin valorar los resultados a largo plazo. La mejor forma de invertir es disponer de un plan financiero con distintas fases y ¡cumplirlo!

2. Asesorarse: Contar con el consejo de un experto independiente que nos asesore sobre nuestras inversiones y finanzas personales es muy importante. Su capacitación, experiencia y dedicación son clave para el éxito de nuestras inversiones.

3. Analizar nuestra capacidad de asumir pérdidas temporales: Tomar conciencia de los riesgos de las inversiones. Cuanto mayor es el riesgo, más dinero se puede ganar... o perder.

4. Conocer el producto al detalle: Las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, por lo que es imprescindible conocer en profundidad el producto y valorarlo en el contexto presente. Tener la información oficial registrada en la CNMV (folleto informativo) para conocer sus características permitirá tomar decisiones basadas en nuestro conocimiento o considerar los consejos de terceras personas.

5. Fijarse en la rentabilidad, pero también en los gastos: A la hora de valorar la oferta de productos de inversión y su rentabilidad, no hay que olvidar identificar y restar los gastos que cobrará la entidad en concepto de cargos y comisiones por la compra del mismo. De este modo, optimizaremos su rentabilidad.

6. Considerar el coste de la vida (inflación): Las rentabilidades ajustadas a la inflación siempre serán inferiores a la real; por este motivo, si se han establecido los objetivos financieros sin tener en cuenta el 'coste de la vida', hay muchas probabilidades de fracasar. Olvidarse de la inflación al planificar una inversión es, sin duda, un error muy común.

7. Tener en cuenta la fiscalidad: La rentabilidad que interesa al inversor es la rentabilidad neta de impuestos, por lo que no debe faltar un planteamiento fiscal que acompañe al financiero.

8. Equilibrar y diversificar las inversiones y construir una base de instrumentos de bajo riesgo: En una inversión se deben incluir diferentes clases de activos y una base de bajo riesgo -como la renta fija-. Esto aportará estabilidad a la cartera y servirá de reserva de liquidez para aprovechar las oportunidades que ofrezcan los mercados. La diversificación es una política de riesgo que no debe faltar en ninguna cartera, más aún en época de incertidumbre.

9. No intentar predecir el mejor momento del mercado: La experiencia demuestra que el inversor suele obtener más beneficio si permanece fiel a su estrategia de inversión a largo plazo, ya que tanto los descensos fuertes como las mejores ganancias suelen concentrarse en breves e impredecibles períodos de tiempo, lo que genera altas posibilidades de fracasar.

10. Hacer seguimiento y rebalancear la cartera: Es importante contar con un sistema de seguimiento y evaluación que permita tomar decisiones adecuadas teniendo en cuenta las variaciones de mercado y los cambios en las circunstancias del inversor. No es conveniente que el inversor cambie de perfil por las circunstancias concretas de los mercados. Lo recomendable es rebalancear la cartera y hacer los cambios necesarios para que se adapte a las situaciones - muchas veces cambiantes- de los mercados