Por "irregularidades"

Chávez anuncia la expropiación de 80 empresas de banqueros venezolanos

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó hoy la intervención de 80 empresas pertenecientes a banqueros procesados por "irregularidades", decretó la expropiación de tres empresas, y de otros cinco comercios que supuestamente incurrieron en "violación de precios y acaparamiento".

Durante su dominical programa de radio y televisión "Aló Presidente", Chávez dijo que autorizó "la intervención de más de 80 empresas de los banqueros esos que hicieron el robo, el saqueo", en relación a la mini-crisis bancaria registrada a finales del año pasado en el país.

"Algunos (de los banqueros involucrados) están presos" en Venezuela, "otros están en Estados Unidos" prófugos de la justicia local, que solicitó la aprehensión de cerca de 30 ejecutivos y accionistas bancarios, añadió el mandatario, sin precisar cuáles son las empresas que serán intervenidas.

A finales de 2009 una decena de pequeños instituciones financieras, que representaban menos del 7 por ciento del sistema bancario nacional fueron intervenidas por el Gobierno debido a "irregularidades" detectadas en su administración. El Gobierno anexó a la banca pública a un grupo de los bancos intervenidos, y anunció entonces que tomaría el control de las centenares de empresas asociadas a esas instituciones en varios sectores, entre ellas seguros y alimentos.

El caso de los bancos intervenidos desató denuncias opositoras sobre una presunta trama de corrupción con el argumento de que los principales accionistas de las instituciones afectadas pertenecerían a círculos oficialistas, de los cuales se valieron para amasar en menos de una década inmensas fortunas. Chávez también anunció este domingo la "adquisición forzosa" de las empresas Envases Internacional y Aventuy, fabricantes de envases de aluminio y cartón para alimentos, respectivamente, sin precisar quienes son sus propietarios.

El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, explicó que los trabajadores de Envases Internacional, ubicada en el estado occidental de Lara, tenían "problemas con el patrono", que incurrió en "acoso laboral", por lo que pidieron al Ejecutivo su nacionalización. Aventuy, ubicada en el estado central de Aragua, es una empresa que se encuentra "paralizada por sus dueños, que estaban en proceso de venderla, y sus trabajadores querían que fueran nacionalizada", añadió Jaua.

Chávez informó que además esta semana decretó la "expropiación de la Empresa Industria Nacional de Artículos de Ferretería, para reactivar y desarrollar la fábrica de partes y piezas metálicas para viviendas y edificaciones", sin más precisiones.