Tensión en el mercado

La emisión de bonos corporativos se ha reducido a niveles no vistos en diez años

Las emisiones de bonos por parte de las empresas se han reducido este mes a niveles de 2000 ya que la preocupación por la crisis de deuda soberana en Europa y su efecto sobre la economía global han elevado los costes de endeudamiento a niveles no vistos desde el colapso de Lehman Brothers.

De acuerdo con los datos recopilados por Bloomberg, en mayo la emisión de deuda corporativa, a escala global, se ha limitado a 61.100 millones de dólares. Esta cifra supone sólo un tercio de la registrada en abril, y la más baja desde diciembre del año 2000. Además, si se contabiliza sólo la deuda emitida por los bancos europeos, alcanza sólo los 12.600 millones de dólares, la menor cuantía en más de una década.

Por lo menos, 13 compañías ha dado marcha atrás, a última hora, a sus planes de emitir bonos, según Bloomberg. "Todavía hay una falta de apetito por el riesgo para la deuda corporativa", asegura Ben Bennett, quien ayuda a administrar el equivalente a 125.000 millones de dólares en bonos corporativos como estratega de crédito de Legal & General Investment Management en Londres.

"Es necesario que haya un par de días más de estabilidad antes de que veamos brotes verdes. Por el momento es una pequeña hierba", añade.

La prima que las empresas han tenido que pagar para emitir deuda, respecto a la de los estados, ha sufrido su mayor repunte desde finales de 2008, momento en el que quebró Lehman Brothers. Según datos de Bank of America Merrill Lynch, de los 44 puntos básicos se ha disparado hasta los 193.