Tormenta en los mercados

El Tesoro coloca 3.068 millones en letras pero duplica la rentabilidad

El Tesoro español colocó ayer 3.067,7 millones de euros en letras a tres y seis meses, aunque en estas últimas tuvo que elevar la rentabilidad marginal del 0,76% al 1,320%, casi el doble que en la subasta anterior, del 27 de abril. Es el nivel más alto desde enero de 2009.

En total se colocaron 1.062,47 millones en letras a tres meses y 2.005,23 millones a seis meses. El marginal en las letras a tres meses fue de del 0,7%, lo que supone una subida moderada respecto del 0,54% anterior. El ratio de demanda respecto a la oferta (bid to cover ratio) de las letras a seis meses fue de 1,90, y el de las letras a tres meses fue de 3,13.

La semana pasada el Tesoro también tuvo que casi doblar la rentabilidad de las letras a 12 y 18 meses. El 6 de mayo ya había tenido que elevar considerablemente la rentabilidad de los bonos a cinco años en la subasta. En cambio, superó con comodidad la subasta de obligaciones a 10 años, que se saldó con un modesto incremento del rendimiento de estos títulos.

En un comunicado, el Ministerio de la Presidencia indicó que la subasta había sido "floja ", algo que "no es sorprendente dadas las circunstancias del mercado". Por ello, añadía la nota, "se ha considerado oportuno no adjudicar más deuda, ya que los ratios de cobertura han estado por debajo de las subastas de meses anteriores".

La próxima subasta del Tesoro tendrá lugar el 10 de junio. Emitirá bonos a tres años con cupón del 2,50%. El 17 de junio será el turno de obligaciones a 10 años con cupón del 4,0% y obligaciones a 30 años con cupón del 4,70%.

Cuando acabe mayo, el Estado debe hacer frente al vencimiento de 9.251 millones de euros en letras del Tesoro, y en junio será el turno del vencimiento de otros 8.180 millones.

La prima de riesgo vuelve a 156 puntos

El diferencial de rentabilidad del bono español a 10 años respecto al alemán subió ayer 15,3 puntos básicos, hasta los 156, y se acerca a los máximos de mediados de mes, en los 163 puntos. También subieron los diferenciales de Irlanda, en 14,5 puntos básicos, y de Italia, 12,7.

El rendimiento de las obligaciones españolas se situó en el 4,135%, mientras que el del alemán, que marcó mínimos, se situó en el 2,578%. En el caso del bono heleno, el diferencial con el alemán subió ligeramente hasta 514 puntos básicos frente a 513 de ayer.

Los seguros de impago de deuda (CDS) referidos a España se situaban en 235 puntos. A principios de mes marcaron un máximo histórico en los 255,620 puntos.