Tendencias

Intel y SAP tratan el impacto medioambiental

Aún no se han desarrollado todas las posibilidades que tienen los servicios prestados desde internet. Por ello, la empresa de software SAP y el fabricante de procesadores Intel han creado en Belfast el Laboratorio de Cloud Computing, cuyo objetivo central es desarrollar tecnologías que den soporte a la implementación del software como servicio a través del cloud, es decir, el desarrollo de nuevas arquitecturas informáticas.

De acuerdo con estas empresas, el sector de las tecnologías de la información aumentará sus emisiones a la atmósfera en un 7% hasta 2020. Por ello, el laboratorio estudia el impacto ecológico de la proliferación de este formato, ya que los centros de datos que sirven para dar soporte a los servicios prestados en nube consumen mucha energía.

La nube también representa otros tipos de ahorro. "La utilización del cloud computing supone una alta reducción de costes en infraestructuras", afirma el portavoz de SAP en España, José María Sabadell. Esto se consigue al eliminar la necesidad de adquirir equipos, según Sabadell, quien apunta que también caen los costes de implantación, debido a que las aplicaciones ya están listas para ser utilizadas, y los costes operativos relacionados con los trabajos administrativos.

INTEL 45,92 -2,11%