Las propuestas llegan "mal y tarde"

CiU dice que actuará "con responsabilidad" para ayudar a España en la crisis

CiU actuará "con responsabilidad" a la hora de decidir el sentido de su voto respeto a las medidas de recorte anunciadas por el Gobierno con el objetivo de "ayudar a que España salga de la crisis", pese a considerar que estas propuestas llegan "mal y tarde".

El presidente de CiU, Artur Mas, y el secretario general de la federación, Josep Antoni Duran Lleida, han abierto así la puerta a que su grupo en el Congreso dé apoyo a las medidas anticrisis planteadas por Rodríguez Zapatero, aunque han subrayado que no decidirán su voto hasta la semana que viene.

Mas y Duran Lleida han visitado hoy la tradicional fiesta del Aplec del Caragol que se celebra en Lleida, donde han explicado que, aunque están a la espera de conocer "la letra pequeña" de la reforma impulsada por el gobierno socialista, CiU actuará "de forma responsable".

"La decisión la tomaremos al semana que viene. Estamos a la espera de conocer la letra pequeña. Pero aunque no podemos asumir los errores de los demás, CiU hará un ejercicio responsabilidad para intentar ayudar, no al Gobierno, sino a que el país salga de la crisis", ha explicado Mas.

Por su parte, Duran Lleida ha señalado: "No hay ninguna decisión adoptada pero somos una formación con más sentido de Estado del que tienen PP y PSOE".

Según Duran Lleida, la reforma planteada por el Gobierno está mal orientada porque sólo intenta rebajar el déficit público a partir del gasto y no incrementando ingresos, lo que a su entender evitaría la congelación de las pensiones.

Para aumentar los ingresos, Duran Lleida considera necesario que el Gobierno recurra, por ejemplo, a la venta de sus activos en empresas privadas.

"No tiene sentido que el Estado tenga aún un 5% de una empresa como Iberia o el 8% de Azucarera, o que no privatice Renfe Mercancias, lo que le daría ingresos importantes para rebajar el déficit público", ha asegurado.

El dirigente de CiU ve también necesario rebajar las cuotas de la Seguridad Social que pagan las empresas, "condicionándolas a que mantengan o incrementen el número de trabajadores", lo que cree repercutiría en más ingresos.

Duran Lleida sostiene además que el Gobierno "debe coger el toro por los cuernos y afrontar ya la reforma laboral". "Si patronal y sindicatos no se ponen de acuerdo antes de final de mes, en el Consejo de Ministros de junio el Gobierno debería presentar su reforma", ha dicho.

En cuanto al recorte del sueldo de los funcionarios, Duran ha dicho que el Gobierno se lo podría haber ahorrado si hubiera congelado sus sueldos cuando CiU lo propuso, "en lugar de hacer ver que no había crisis".

Por último, Mas y Duran Lleida han criticado que durante la crisis las administraciones públicas haya seguido contratando personal. Mas ha aportado el dato de que en Cataluña la Generalitat ha aumentado entre 2003 y 2010 sus empleados públicos en más de un 50%, al pasar de 140.000 empleados a más de 220.000.