Nuevo escenario para invertir

Las compañías que más ganan con la caída del euro

Los resultados del Ibex 35 mejorarán con el nuevo tipo de cambio. Las exportadoras elevarán sus ventas y las que cuentan con filiales en el extranjero se beneficiarán

No hay nada positivo en la caída del euro? En el año, cede un 10,9% frente al dólar y también baja frente a las principales divisas mundiales. Las dudas sobre el crecimiento europeo dañan a la moneda, y los 16 países que la comparten han diseñado un arma para defenderla. Pero muchas empresas tienen motivos para celebrar su desplome, al menos en lo que se refiere a sus cuentas de resultados. La diversificación geográfica vuelve a convertirse en su motor de crecimiento.

Las multinacionales del Ibex son un buen ejemplo de cómo sacar partido a un euro débil, pues su competitividad aumenta. Incluyendo al gigante del acero ArcelorMittal, las exportaciones supusieron el 59,3% de su facturación el año pasado. Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, explica que "la bajada del euro rebaja costes y favorece las ventas a Estados Unidos y a otros países, como Brasil o Japón".

Haberse instalado directamente en países ajenos al euro tiene el premio de beneficiarse del efecto divisa. "Un euro en 1,3 dólares tendría como efecto un crecimiento adicional de, aproximadamente, un 5% en el beneficio neto agregado de las compañías del Ibex", señala Marisa Mazo, directora de análisis y estrategia de Ahorro Corporación. El consenso recopilado por FactSet estima que ganarán este año cerca de 45.000 millones de euros, de forma que el aumento sería de unos 2.250 millones. Los cálculos, en todo caso, se refieren al ejercicio completo, de manera que, si la divisa se mantiene en torno a ese cambio el resto del año, la mejora se quedaría en torno al 3%. Por supuesto, a medida que el euro continúe depreciándose, el impacto aumentará.

Santander, Teléfonica y Repsol sacan partido de la situación

Santander, Acciona, Repsol, ArcelorMittal, Abengoa y Telefónica serían los grandes triunfadores con mejoras del beneficio entre el 5% y el 9% para un periodo de 12 meses, según Ahorro Corporación. Las monedas de los países latinoamericanos disponen de sus propios tipos de cambio respecto al euro, aunque están muy vinculados a la cotización del dólar. Los valores mencionados, y todas las multinacionales del Ibex en general, están especialmente centrados en Latinoamérica. En 2010, el euro baja un 6,4% frente al real brasileño, un 12,8% frente al peso mexicano y un 9,8% frente al peso argentino. La moneda única, además, retrocede un 2% respecto a la libra.

"Es necesario tener presente que empresas que realizan el aprovisionamiento en dólares pueden salir perjudicadas de un billete verde muy fuerte", advierte Victoria Torre, directora de análisis de Selfbank. Así, aunque con un elevado porcentaje de exportaciones, podría tener un leve efecto negativo en Inditex, en Adolfo Domínguez, Grifols, Iberia y Vueling", explica Banco Sabadell en un análisis sobre el impacto de un dólar fuerte en las cotizadas españolas.

Las aerolíneas se ven perjudicadas porque compran el combustible en dólares y, aunque en algunos casos cuentan con coberturas del tipo de cambio, éstas son limitadas. Adolfo Domínguez realiza la mayoría de las compras en dólares, mientras que en Inditex el efecto negativo sería más reducido, al compensarlo con las ventas en dólares. Igualmente, Grifols, con una gran cantidad de costes en la moneda norteamericana, debido principalmente a la compra de plasma, asegura que los compensa con las ventas. La firma de hemoderivados ingresó el 53,8% de países fuera de España y de la Unión Europea el año pasado.

Latinoamérica, la gran baza

Latinoamérica es el gran impulsor de las cuentas futuras de Telefónica, pues el año pasado generó el 40,5% del beneficio bruto de explotación allí (frente al 36,8% en 2008). Repsol ganará más con un euro débil siempre que la caída del euro frente al dólar sea superior a la que sufra el precio del petróleo, según Sabadell. Así es, de momento, pues el coste del barril Brent cae en torno a un 7,4% en el año. Las utilities, como Endesa, Gas Natural, e Iberdrola, obtuvieron, respectivamente, el 43,8%, el 25,3% y el 12,6% de su Ebitda (beneficio bruto de explotación) en Latinoamérica, y hay que recordar que la presidida por Ignacio Sánchez Galán está también en Reino Unido (Scottish Power) y Estados Unidos (Energy East). El impacto en la cuenta de resultados de un euro por debajo de los 1,3 dólares sería muy notable.

En cuanto a los bancos, los pequeños y medianos no se ven afectados ni perjudicados, Santander se ve favorecido principalmente por sus negocios en Reino Unido y Brasil, mientras que BBVA logra una parte importante de su margen neto en EE UU, México y países de América del Sur (Argentina, Chile, Colombia, Perú y Venezuela, principalmente).

Técnicas Reunidas, Acerinox y ArcelorMittal (una subida del dólar del 10% tendría un impacto positivo del 11,5% en el Ebit del gigante del acero, según Deutsche Bank) también sacarán partido de una apreciación del dólar frente al euro. Las constructoras más favorecidas son Ferrovial, por su exposición a la libra, y OHL, al real brasileño. También Acciona, cada vez más una utility y con el 24% de su Ebitda fuera de España, se beneficia de su presencia en EE UU y Brasil.

Ebro Puleva verá una mejora de sus exportaciones en Norteamérica, donde obtuvo en 2009 el 38% de su Ebitda, gracias a Riviana (EE UU, principalmente) y New World Pasta (EE UU y Canadá). Abengoa, Indra y Mapfre también tienen razones para celebrarlo. La primera consiguió el 35,9% de sus ventas en EE UU y Latinoamérica; la segunda registró el 12% de la facturación en esos países; y la aseguradora tiene gran presencia en Brasil y Estados Unidos.

Enagás, BME, Telecinco, Enagás y Red Eléctrica apenas se ven influidas por cambios en las divisas, pues obtienen la mayor parte de su facturación en España.

Pequeñas multinacionales

Los negocios nacionales, sin embargo, pueden verse favorecidos por un euro débil. "Las compañías dedicadas al sector servicios en España pueden sacar partido por un aumento del turismo, ya que los costes para los visitantes bajan. La estancia y las compras les saldrán más baratas debido a la debilidad del euro frente al dólar", explica la directora de análisis de Selfbank. Sol Meliá, que además realiza una gran parte de sus ingresos en Latinoamérica, y NH Hoteles, por lo tanto, elevarían sus ingresos.

La presencia internacional de las pequeñas y medianas cotizadas de la Bolsa española es menor, por regla general, que las que forman parte del Ibex. Pero también hay multinacionales destacadas que tienen la oportunidad de sacar rédito en sus cuentas de resultados de la debilidad del euro. Miquel y Costas factura en torno a un 10% en dólares. Sos está presente en Estados Unidos con el negocio del arroz. Viscofan, por su parte, obtiene en torno al 42% de su facturación en Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica.

Compañías industriales como Cie Automotive, Mecalux, con gran exposición a Estados Unidos, y Nicolás Correa deberían notar también el efecto positivo de un dólar más fuerte, gracias a la elevada influencia que tienen las exportaciones en sus resultados. En el caso de Ence, el precio de la celulosa está recuperándose y, además, está referenciado al dólar: se beneficia por partida doble.

A tener en cuenta

1 Una caída del euro beneficia los resultados de las firmas que venden en países fuera de la zona euro, pero Alberto Roldán, de Inverseguros, avisa de que importan inflación.

2 El director de análisis de Inverseguros señala también que un bajo crecimiento económico en la zona euro puede resultar, en última instancia, más negativo para las cuentas de resultados que los potenciales efectos positivos de un euro débil.

3 Un dólar fuerte perjudica las exportaciones norteamericanas y puede comprometer, por tanto, el ritmo de recuperación de EE UU.

Empresas europeas que celebran un dólar fuerte

De todos los países europeos, Alemania es el más beneficiado por un euro débil, seguido de Francia, según Pablo García, director de renta variable de Oddo Securities. "Las empresas tecnológicas, las relacionadas con el sector aeroespacial (EADS), las de cosméticos y las de bienes de lujo están entre las que más se beneficiarán", agrega. Y los inversores así lo están valorando, pues el Dax germano es el índice que menos pierde en 2010 entre los principales del Viejo Continente (-2,15%).

Deutsche Bank ha elaborado una lista con empresas, principalmente europeas, que ganarían notablemente más en caso de que el dólar se apreciara un 10% respecto a la moneda en la que presentan los resultados (véase gráfico). En los primer puestos, con mejoras en el Ebit (beneficio de explotación) que se sitúan entre el 13,7% y el 24%, aparecen la francesa Zodiac, la sueca SSAB y la austriaca OMV.

El banco alemán advierte que un dólar fuerte podría ayudar a un mejor comportamiento de los grandes valores frente a los medianos y pequeños. La razón radica en que las empresas que forman el DJ Stoxx 200 de grandes compañías consiguen en torno al 37% de su facturación fuera de Europa. Mientras, las que componen el DJ Stoxx 200 de pequeñas y medianas firmas sólo logran el 23% de su facturación fuera del Viejo Continente. Sabadell señala que en el Euro Stoxx 50 las empresas más influidas de forma positiva son Unilever en alimentación, Daimler en automóviles, Louis Vuitton (LVMH) en distribución, Nokia en tecnológicas y las vinculadas al negocio químico o petrolero de forma generalizada, como Basf, Bayer, Sanofi y Total.

Según un informe de Citi, los sectores que, de media, se comportan mejor después de una situación de debilidad del euro son los más defensivos, como el de telecos y el sanitario. La entidad estadounidense advierte que, "sorprendentemente", los sectores relacionados con la fabricación de automóviles y con el petróleo y el gas se encuentran entre los que peor evolucionan.