El Ejecutivo galo apoyó a France Télécom

El Tribunal de la UE acepta la ayuda de Estado 'psicológica'

El Tribunal General de la UE sentenció ayer que las declaraciones de varios ministros franceses a favor de la operadora France Télécom no supusieron una ayuda de Estado a pesar de que contribuyeron a su revalorización en Bolsa.

El fallo del Tribunal de la Unión Europea anula una revolucionaria Decisión de la Comisión Europea que en 2004 acusó a Francia de respaldar la cotización de France Télécom con muestras públicas de apoyo y una oferta de una línea de crédito, nunca ejecutada, de 9.000 millones de euros.

Los jueces comunitarios admiten que "las declaraciones de las autoridades francesas desde julio de 2002 concedieron una ventaja financiera a France Télécom", según el comunicado de prensa del Tribunal difundido el viernes. Pero consideraron que no hubo ayuda de Estado porque no se produjo en un trasvase directo o indirecto de recursos públicos hacia la compañía.

Bruselas pierde así la posibilidad de sentar un precedente contra las muestras de apoyo público hacia empresas nacionales en dificultades, frecuente en periodos de crisis y a las que París suele ser bastante proclive. En el caso juzgado, los beneficios de la declaraciones fueron evidentes para una compañía que había cerrado el último ejercicio (2001) con unas pérdidas de 8.300 millones de euros y acumulaba una deuda de 69.690 millones de euros, de los que 48.000 vencerían durante los tres años siguientes (2003-2005).

La UE quería sentar un precedente contra el respaldo público a empresas nacionales

ORANGE 14,69 0,20%

La ayuda psicológica, según el veredicto del Tribunal, influyó en la valoración de France Télécom por parte de las agencias de calificación, tan denostadas ahora por el Gobierno francés, lo que permitió la revalorización de la compañía y facilitó su refinanciación en un momento de tremendas dificultades.

París reforzó el efecto de las declaraciones con el anuncio de una línea de crédito de 9.000 millones euros ofrecida por el Estado en su calidad de accionista de la compañía de telecomunicaciones (56,45%) y en forma de contrato de anticipo. France Télécom nunca aprovechó la oferta. Pero a los mercados les quedó claro quién y cómo respaldaba a una empresa cotizada desde el año 1997.

Una portavoz de la Comisión Europea afirmó el viernes en rueda de prensa que Bruselas estudiará con detenimiento la sentencia del Tribunal, pero no precisó si recurrirá, informa Efe.

Lo que sí recordó el Ejecutivo comunitario es que no todas las ayudas de Estado implican una transferencia de fondos estatales, como ocurre en el caso de las garantías de Estado.

Protección de datos multa a Orange

La Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto una multa de 60.101,21 euros a Orange (filial de France Télécom) por incluir ilegalmente a una usuaria en un registro de morosos, tras una denuncia presentada por la asociación Facua-Consumidores en Acción.

Según un comunicado de Facua que recoge Efe, la AEPD ha resuelto que Orange incurrió en una infracción grave de la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, ya que la supuesta deuda estaba siendo objeto de una reclamación administrativa porque la afectada, discrepaba con la facturación emitida por la compañía. Además, Orange comunicó los datos de la usuaria al fichero Asnef sin tan siquiera realizarle previamente el preceptivo requerimiento de pago previo a la inclusión en un registro de solvencia patrimonial. La usuaria había planteado una reclamación contra Orange ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones por discrepancias en la facturación.