Recortó sus costes 1.149 millones

BA sufre pérdidas 489 millones, las mayores en 23 años

La aerolínea británica British Airways sufrió en su último ejercicio fiscal unas pérdidas de 425 millones de libras (489 millones de euros), el peor resultado desde que fue privatizada en 1987. La compañía, en pleno proceso de fusión con Iberia, recortó sus costes en 1.149 millones, pero registró una caída del 11% en los ingresos.

British Airways cerró su peor ejercicio como compañía privada el año en el que pactó su integración con Iberia. La aerolínea británica registró unas pérdidas después de impuestos por valor de 425 millones de libras esterlinas (489 millones de euros) en su ejercicio fiscal, que se cerró a finales de marzo. Esta cifra supone perder el 18,7% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y constituyen las mayores pérdidas generadas por la compañía desde 1987, año de su privatización. Su aliada, la compañía española, también vivió el pasado año el peor ejercicio de su historia, con unas pérdidas de 273 millones.

British explicó ayer que la profundización de los números rojos obedece a los efectos de la crisis económica, que se ha cebado con particular virulencia con esta industria, que ha registrado los peores resultados de su historia. Y eso, a pesar de que durante el periodo logró reducir costes por valor de 1.000 millones de libras esterlinas (1.149 millones de euros), de los cuales 597 millones de libras (688 millones de euros) se recortaron en gastos por combustible.

Pero es que el negocio también ha seguido una trayectoria descendente. La cifra de negocio anual alcanzó los 7.994 millones de libras esterlinas (9.186 millones de euros), lo que representa un recorte del 11,1% con respecto a los ingresos del anterior ejercicio fiscal. El principal motivo, el descenso del 3,9% en el número de pasajeros transportados, hasta 31,8 millones. Así las cosas, el grupo aumentó un 5% sus pérdidas operativas, hasta 231 millones de libras esterlinas (226 millones de euros).

El resultado incluye costes por valor de 43 millones de libras (49 millones de euros) por la huelga de tripulantes de cabina de siete días registrada en el periodo. El colectivo de TCP comenzará este lunes otra tanda de paros de cinco jornadas en protesta por las consecuencias de la reestructuración del grupo en sus condiciones de trabajo.

Estos paros han provocado una caída del 7,5% en la acción desde el día 10. El viernes, sin embargo, su cotización repuntó el 0,91%.

El punto de equilibrio, para 2011

Pese a los malos datos del ejercicio pasado, el presidente de British Airways, Willie Walsh, se mostró optimista respecto a las perspectivas para la presente campaña, durante la que espera que el grupo regrese al punto de equilibrio. Para ello, eso sí, habrá que emprender reformas. "El retorno del negocio a la rentabilidad requiere cambios permanentes para la compañía y no es aceptable que nuestros tripulantes de cabina no reconozcan esto", señaló Walsh en una conferencia con analistas.

El directivo, no obstante, recordó que la empresa ha arrancado el año con grandes pérdidas por los efectos del cierre del espacio aéreo en abril a consecuencia de las cenizas volcánicas islandesas.

Sobre la fusión con Iberia, Willie Walsh recordó que se completará a finales de este mismo año y que la fusión generará sinergias de 400 millones de euros a partir de su quinto año gracias a la ampliación de la red y a los beneficios de la integración.