La petición se presentó el 22 de abril

Los acreedores de Marsans critican la tardanza del juez en decidir si es insolvente

Las cadenas de hoteles que han pedido que se declare insolvente a Viajes Marsans criticaron hoy el retraso del titular del Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid en decidir si admite a trámite su solicitud, que constituiría el primer paso para dilucidar si el grupo turístico entra en concurso de acreedores.

El despacho de abogados Unive, que representa a los hoteles canarios, lamentó en un comunicado en su página web que el juzgado esté "incomprensiblemente dilatando en exceso" la admisión a trámite de la solicitud para que Viajes Marsans sea declarada en concurso necesario de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Esa petición se presentó el pasado 22 de abril, el mismo día en que la empresa de cruceros Grimaldi registró una solicitud similar por la falta de pago de Viajes Marsans de las deudas que tenía acumuladas.

El despacho de abogados Unive defendió que "no existe óbice alguno" para que su petición sea admitida a trámite por el juzgado, que pidió información adicional sobre los impagos acumulados por Marsans.

La admisión a trámite de este tipo de solicitudes obliga a celebrar una vista en la que tanto los acreedores como Viajes Marsans deben exponer los argumentos y los datos que avalen que es o no insolvente.

Si Viajes Marsans es declarado en concurso necesario de acreedores, sus administradores podrían perder las facultades de gestión de la compañía, que quedarían en manos de los administradores nombrados por el juzgado para gestionar el proceso.

El proceso por insolvencia -en el que ya está inmersa otra compañía del grupo Marsans, la aerolínea Air Comet, aunque en este caso de forma voluntaria y no a petición de un acreedor- obliga a inventariar y valorar los bienes y las deudas de la compañía y a establecer un orden de cobro de los acreedores.

Durante el concurso de acreedores, la compañía puede proponer un plan de pagos y de viabilidad que, si es rechazado por los acreedores, supondría su liquidación.

Unive, constituido por varios profesores de Derecho de diversas universidades españolas, destacó que "el deterioro de la situación financiera de la agencia de viajes se está agravando con el paso de los días y la sucesión interminable de noticias negativas".

En su opinión, esa situación "finalmente dará lugar a la ineludible liquidación del grupo, con evidentes perjuicios para trabajadores, agencias asociadas, acreedores y, en general, todo el sector turístico español cuyo descrédito crece a pasos agigantados".

En cualquier caso, el despacho recordó que las peticiones de concurso que presenten otros acreedores se deben acumular necesariamente a las ya presentadas, tal y como establece la Ley Concursal, la que rige los procedimientos por insolvencia de empresas y particulares.