Las ofertas se disparan

La pelea entre las 'telecos' eleva las pujas en la subasta alemana del móvil a 4.000 millones

La subasta alemana del móvil está rompiendo muchos pronósticos. Se esperaba una puja limitada en el tiempo y casi apática, y no está siendo así, al menos después de la recuperación que ha vivido en los últimos días. Después de 26 jornadas y 218 rondas, las operadoras han reanimado su guerra para hacerse con las licencias más deseadas, los seis bloques en la banda de 800 megahercios, y han disparado las ofertas hasta superar los 4.000 millones de euros en total para las arcas alemanas.

Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y KPN son las cuatro operadoras en liza y la española es una de las más combativas. De hecho, la subasta estuvo calmada mientras Telefónica y KPN, las dos operadoras de móvil más pequeñas de Alemania, se conformaron con un sólo bloque cada una, mientras que las grandes, Vodafone y Deutsche Telekom, se repartían los cuatro restantes.

Pero Telefónica pisó el lunes el acelerador y elevó sus pujas para quedarse con dos bloques. Lo consiguió y eso forzó la reacción de sus rivales. En sólo tres jornadas, las cantidad total ofertada por las cuatro operadoras se ha elevado en casi 1.000 millones y todo por la maniobra de la española.

Ayer, en la penúltima puja, Telefónica mantenía la propiedad sobre sus dos bloques en la banda de 800 MHz, que le permitirían enfrentarse al futuro en Alemania con capacidad de crecimiento para apostar por la banda ancha móvil y por convertirse en un rival de peso de Vodafone y Deutsche Telekom. Estaba dispuesta a pagar por ello 1.100 millones de euros, más los desembolsos en las frecuencias en las otras bandas que también están en venta.

Pero en el último movimiento, Vodafone reaccionó y superó una de las ofertas de Telefónica, lo que deja a la española otra vez como líder de las propuestas en un solo bloque en 800 MHz. Habrá que ver cuál es su reacción de hoy.