Será lanzado a finales de 2013

Hisdesat construirá y operará para Noruega un satélite por 300 millones

Hisdesat, la participada de Hispasat y del Ministerio de Defensa, ha ganado un concurso para construir y operar un satélite de telecos gubernamentales para Noruega. La compañía tuvo beneficios brutos de 19,6 millones en 2009.

La compañía española de comunicaciones seguras por satélite Hisdesat, en colaboración con el ministerio de defensa de Noruega, pondrá en órbita en 2013 uno de los mayores satélites de comunicaciones: el Hisnorsat. Con una inversión de 300 millones, la participada de Hispasat construirá un ingenio de telecomunicaciones espaciales con un peso superior a los 5.000 kilos, cuando el rango normal de este tipo de ingenios no supera las tres toneladas y media.

Roberto López, consejero delegado de Hisdesat, explicó ayer que el pasado marzo el Parlamento noruego aprobó la adjudicación a la empresa española del concurso internacional para la construcción del mencionado satélite. La adjudicación contempla la implementación de un ambicioso programa de cooperación entre los Ministerios de Defensa español, cuya participación será del 60%, y de su homólogo nórdico, que contará con el 40% restante.

El nuevo satélite transportará 40 transpondedores, será lanzado a finales de 2013 y tendrá una vida útil de 15 años. La cobertura de su señal, sumada a las de los otros dos satélites de Hisdesat, el Xtar-Eur y el Spainsat, se extenderá desde Australia hasta América Latina y proporcionará información a áreas en las que están desplegadas las Fuerzas Armadas españolas en misiones internacionales como Afganistán, Líbano o Somalia.

La compañía incrementó su resultado económico antes de impuestos en 2009 un 21,7 %, desde 16,1 millones de euros en 2008 hasta 19,6 millones el año pasado.

López afirmó que los contratos firmados a largo plazo, así como el inicio de programas de observación y los acuerdos sobre nuevos proyectos, garantizan la continuidad y rentabilidad.

El 60% de los ingresos de Hisdesat corresponden a entidades gubernamentales españolas como los Ministerios de Defensa, Interior y Exteriores, y el otro 40% proviene de Estados Unidos y Europa. Entre sus clientes figuran el Ministerio de Defensa de Bélgica, la Marina danesa, el Ministerio de Defensa de Noruega, y el departamento de Estado de EE UU y sus servicios de inteligencia.