Pese al descenso de ingresos

Ono ganó 17 millones hasta marzo, un 39,4% más

La operadora de telecomunicaciones Ono cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 17 millones de euros, un 39,4% más que en el mismo periodo del año pasado, pese a ver reducidos sus ingresos y gracias a la reducción de gastos.

Según informó hoy la compañía, los ingresos cayeron un 4,1%, frente al mismo trimestre de 2009, hasta los 372 millones de euros, aunque frente al trimestre anterior supone una subida del 0,2%.

La operadora señala que este dato refleja una tendencia hacia la "estabilización de los ingresos en un contexto macroeconómico desfavorable".

En el mercado residencial, añaden, los ingresos cayeron un 1,6% frente al mismo periodo del año pasado, hasta los 291 millones de euros, aunque crecen un 1,3%, frente al trimestre anterior.

El resultado bruto operativo o Ebitda cayó un 3,9%, hasta los 176 millones, mientras que las inversiones aumentaron un 21,8%, hasta los 62 millones de euros por el despliegue de Internet de alta velocidad.

Ono comenzará en los próximos meses el despliegue gradual de la tecnología Docsis 3.0 en su red de fibra óptica, parar extender a todos los hogares de su red 50 megas reales de navegación en Internet.

En cuanto a clientes, Ono finalizó el periodo con 4,1 millones de servicios que incluyen telefonía, banda ancha y televisión, un 1,5% más que en el primer trimestre de 2009.

En los tres primeros meses del año, ganó 30.000 nuevos clientes entre banda ancha y telefonía.

Tras el acuerdo de refinanciación de su deuda, la operadora ha reducido su endeudamiento neto un 3%, hasta 3.870 millones de euros, mientras que los gastos financieros ha caído un 13,3%, hasta los 57 millones de euros.