Recorte del déficit

Cataluña subirá impuestos, recortará sueldo de los funcionarios y ralentizará inversiones

El conseller de Economía, Antoni Castells, avanzó hoy las líneas básicas de la estrategia de la Generalitat para rebajar el déficit, que además de sumarse al recorte en la retribución de los funcionarios anunciado por el Gobierno central, incluirá la subida de algunos tributos, la ralentización de inversiones presupuestadas y de nuevos servicios, y ahondará en la lucha contra el fraude fiscal.

En rueda de prensa tras el Consell Executiu, Castells describió los cinco ejes principales sin cuantificar el recorte, a la espera de conocer los detalles del plan estatal el próximo jueves. Insistió en que se trata de medidas necesarias para volver a crecer, pero apuntó a que deberán ir acompañadas de iniciativas para impulsar la economía.

Castells sostuvo que la Generalitat se alineará con el recorte de sueldos de empleados públicos que decrete el Gobierno, sobre el que reconoció que las autonomías tienen "poco margen" de maniobra, y confirmó que continuarán los ajustes en la plantilla de funcionarios en la línea de no cubrir vacantes si no es estrictamente necesario.

También avanzó que se someterá a estudio con las distintas consellerias del Govern los nuevos servicios y prestaciones que debían ponerse en marcha y que algunos de ellos deberán paralizarse o ralentizarse. No obstante dejó claro que esta revisión no afectará a las prestaciones que contemplaban los 30 compromisos pactados para hacer frente a la crisis.

Sobre los incrementos de impuestos, la Generalitat acordó elevar del 7 al 8% el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, aunque podrían quedar exentas de la subida las viviendas de importe más bajo. Castells justificó esta subida en línea con el aumento del IVA a la nueva vivienda anunciado por el Gobierno Central.

Asimismo, el Govern prevé un incremento del 0,2% del impuesto que grava las hipotecas, el Impuesto de Actos Jurídictos y Documentados.