Tras las últimas reformas

Salgado prevé "unas décimas menos" de crecimiento del previsto en 2011

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, interviene durante la sesión de control al Gobierno que ha celebrado hoy el pleno del Senado.
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, interviene durante la sesión de control al Gobierno que ha celebrado hoy el pleno del Senado.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Ecofin de la UE, la vicepresidenta segunda dejó claro que "menor crecimiento del previsto no quiere decir crecimiento negativo" en cualquier caso.

Preguntada por el impacto de los recortes recientemente anunciados, reconoció que "un menor gasto público puede tener un efecto en el crecimiento".

"Vamos a revisar a la baja, unas décimas, nuestra previsión de crecimiento para 2011, que era de 1,8%", afirmó Salgado, quien añadió que no se plantea revisar la previsión para el año en curso, 2010.

No cree que la UE vaya a pedir a España más subidas de impuestos

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo hoy que no cree que la Unión Europea vaya a exigir a España nuevas subidas de impuestos para reducir el déficit público, aunque resaltó que todavía hay que esperar a junio a que la Comisión elabore su dictamen sobre si el nuevo plan de ajuste español es suficiente o no.

Salgado presentó anoche a sus homólogos del Eurogrupo el plan de ajuste y les explicó que además de estas medidas de recorte del gasto, el Gobierno español impulsará las reformas del sector financiero y del mercado laboral. La UE había pedido el pasado 9 de mayo a España y Portugal que aceleraran su consolidación presupuestaria para recuperar la confianza de los mercados.

"Yo espero que sí", dijo la vicepresidenta al ser preguntada por si cree que el dictamen del Ejecutivo comunitario sobre el plan de ajuste español será positivo. "Pero por el momento hay que esperar a esa evaluación de la Comisión", resaltó.

En todo caso, Salgado descartó a priori que Bruselas vaya a pedir a España un nuevo aumento de impuestos, como el caso de Grecia o Portugal. "Nosotros hemos planteado la reducción de nuestro déficit en estas medidas adicionales por el lado del gasto. Hemos querido hacer un esfuerzo por el lado del gasto y eso es lo que yo he explicado ayer, así es que esperamos que esas medidas puedan ser evaluadas correctamente", afirmó.

Por lo que se refiere a la reforma laboral, Salgado indicó que había repetido en el Eurogrupo "exactamente las mismas palabras que el presidente del Gobierno" dijo este lunes, es decir, que se trata de "un objetivo para el Gobierno".

Los ministros de Economía de la eurozona consideraron anoche "valientes" las nuevas medidas de ajuste anunciadas por España para acelerar la reducción de su déficit público pero no aclararon si serán o no suficientes y retrasaron su dictamen final a la reunión que celebrarán el próximo 7 de junio, basándose en un informe de la Comisión.

Descartada una prórroga del FROB

La vicepresidenta descartó además que el Gobierno vaya a pedir a la Comisión Europea una prórroga para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), cuya autorización expira en junio. "El presidente del Gobierno y el señor Rajoy han llegado al acuerdo de impulsar al máximo posible todos los procesos para que estén finalizados -finalizar quiere decir encauzar y aprobar- antes del 30 de junio. Y de hecho pocos días después de esa entrevista las dos cajas gallegas llegaron a un acuerdo. Así es que esa propuesta de terminar todo antes del 30 de junio va a ser posible", apuntó.

La vicepresidenta anunció además que espera que se adopte una "decisión" este martes sobre la nueva norma para regular los fondos de alto riesgo (hegde funds) pese a la oposición de Reino Unido. De hecho, Salgado se reunió antes del inicio del Ecofin con el nuevo ministro de Economía británico, George Osborne.