Directivos

Los ejecutivos de compras aprovechan la crisis

Aerce reflexiona sobre el retraso de pagos e incide en la innovación

Es más que de sobra conocido el problema al que se enfrentan las empresas respecto a la financiación y las dificultades de pago entre empresas y Administraciones. En esta ecuación aparecen los directores de compra, quienes tienen la responsabilidad de mantener la calidad de los proveedores en unos momentos de problemas de caja en los departamentos financieros. Los pasados jueves y viernes, Aerce (Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamiento) celebró su congreso de 2010 en Madrid, donde hubo espacio para debatir la coyuntura, aunque los organizadores quisieron centrar el encuentro en la innovación y la responsabilidad social de los compradores.

El 75% de la cuenta de gastos de las empresas, explican desde Aerce, está controlado por el departamento de compras, o dicho de otra manera, según sus datos, un tercio del PIB español. El problema es que, ante la dilación de los pagos, los proveedores se han convertido en fuente de financiación. "Aparentemente es una financiación gratuita", observa Juan José Jiménez, presidente de Aerce, pero en realidad se pierde un coste de oportunidad por descuentos (por ejemplo, un 2% mensual) en pagos inferiores a 30 días y se socava la confianza de quien debe llevar productos y servicios a las compañías.

"Estamos ligeramente peor que hace un año", asegura Jiménez, respecto al problema de los impagos, "porque provenimos de una situación peor en 2009 que en 2008. Aunque es cierto que se nota mayor actividad". También reconoce que el tiempo de pago es una herramienta con el proveedor, "pero seguimos una pauta del departamento financiero".

El Ministerio de Ciencia tiene un compromiso de compras innovadoras enfocado a pymes

La realidad es que muchas empresas necesitan hacer negocio, ingresar dinero como sea, por eso los compradores "vivimos un momento dulce, porque las empresas tienen una necesidad vital de vender", confiesa Jiménez. La peor situación de impagos se da "con las firmas públicas, en especial la Administración". "Hay concursos que quedan desiertos porque la incertidumbre de saber cuándo se va a comprar hace que no se acuda. Ocurre sobre todo en ayuntamientos", afirma este directivo de RTVE. Muchas de estas reflexiones surgen de Ateneo, el think tank que agrupa a 30 de las mayores empresas del país. De ese trabajo nacen cuatro ejes por los que Aerce quiere apostar: responsabilidad social, riesgo de proveedores, formación e innovación.

Una de las novedades que el presidente de Aerce avanzó en su congreso, en materia de innovación, fue el lanzamiento de la red social CPO-net. Esta plataforma, a similitud de Linkedin, permite a los ejecutivos crear su propia red de proveedores o incluir noticias y anuncios propios para compartir (se editará un confidencial enfocado al sector).

Juan Tomás Hernani, secretario general de innovación, inauguró el encuentro y recordó que la Administración tiene un compromiso de compras innovadoras enfocado a pymes, para fomentar un know-how que no existe. "El Ministerio de Ciencia debe activar casos de compra privada innovadora", apuntó.

Además, en el congreso se debatió sobre otro de los temas que preocupan a los responsables de compras: la RSC. Desde Aerce se han aprobado 180 indicadores que las corporaciones deben cumplir para lograr estos objetivos sociales. "Los proveedores tienen que estar en esta línea, por lo menos los mayores", afirma Jiménez: "Problemas en este ámbito suponen un coste reputacional muy importante. Aunque tenga un sobrecoste, hay que asumirlo".

Un nuevo posgrado específico en Deusto Vivimos un momento dulce, porque las empresas tienen una necesidad vital de vender"

Otra de las novedades que el presidente de Aerce avanzó en este encuentro de directivos fue el lanzamiento un posgrado sobre compras. Se realizará junto a la Universidad de Deusto y empezará, previsiblemente, el próximo otoño. Este posgrado está enfocado principalmente a profesionales de los departamentos de compras, pero también a universitarios. Tendrá una duración de 600 horas, cumplirá los requisitos del Plan de Bolonia y se impartirá los fines de semana.

Se quiere así satisfacer una necesidad del colectivo. "Uno de nuestros problemas es que esta profesión no está dentro de los programas reglados universitarios. Esta iniciativa es una vía para entrar en la universidad", explica Jiménez. "Se enseña marketing, ventas, recursos humanos, pero no compras", considera.

Además, Aerce está haciendo un esfuerzo para entrar en las escuelas de negocio, donde su presidente cree que se enseñan muchas materias pero, también, hay una carestía respecto a su sector. "Es muy importante que los futuros ejecutivos y directores generales sepan de las estrategias de compra y lo que pueden beneficiar a la empresa".