Por teleconferencia

Los ministros de Economía del G-7 evalúan la situación de los mercados financieros

Los ministros de Economía del G-7 (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido) mantuvieron hoy una teleconferencia para evaluar los últimos acontecimientos en los mercados financieros internacionales.

Fuentes del Gobierno británico confirmaron que los ministros conversaron para "conocer los últimos datos sobre los mercados financieros", que han sufrido pérdidas generalizadas por la incertidumbre desatada en la zona euro a causa de la crisis griega.

El euro tocó hoy su nivel más bajo frente al dólar de los últimos 18 meses por las dudas que siguen generando los grandes déficit presupuestarios sobre la futura estabilización de la zona euro.

La divisa europea se llegó a cambiar a 1,2433 dólares, un nivel que no se registraba desde el mes de noviembre de 2008.

El Reino Unido no pertenece al euro, pero sus mercados financieros también se han visto afectados en las últimas fechas por este contagio de la crisis griega y por el alto déficit presupuestario del país, que se situará este año en el 11,2% del Producto Interior Bruto (PIB), un porcentaje superior al de Grecia.

No obstante, los mercados británicos han bendecido al nuevo Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas salido de las urnas en las elecciones generales del pasado día 6, que acometerá este mismo año una reducción del gasto público por valor de 6.000 millones de libras (unos 7.000 millones de euros).

En este sentido, las citadas fuentes aseguraron que el ministro británico de Economía, el conservador George Osborne, explicó a sus colegas en la teleconferencia que "la prioridad del nuevo Gobierno son las políticas de aceleración de reducción del déficit".

La misma postura será la que Osborne defenderá como garantía para consolidar la recuperación económica internacional en la reunión que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea celebrarán la semana que viene en Bruselas, y en la que celebrarán los ministros del G-20 dentro de tres semanas en Corea.

El G-7 acogió positivamente el pasado lunes la decisión de los ministros del Ecofin de movilizar hasta 750.000 millones de euros para apuntalar la estabilidad financiera, algo sin precedentes en los 11 años de historia de la unión económica y monetaria.

El acuerdo del Ecofin se completó con intervenciones extraordinarias en los mercados de deuda y divisas por parte del Banco Central Europeo y otros bancos centrales del G-7.

El G-7 señaló que "estas medidas supusieron una fuerte contribución a la estabilidad financiera" y que este grupo seguirá trabajando de manera conjunta "para mantener la estabilidad, la recuperación y el crecimiento económico".

Los ministros destacaron también la importancia de la coordinación entre los bancos centrales del G-7 para garantizar una buena provisión de reservas de dólares en la economías europeas.