Plan de ajuste del gasto público

Los recortes se aprobarán en el Consejo de Ministros de la próxima semana

Los recortes del gasto público anunciados ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, serán aprobados por el Consejo de Ministros el próximo 21 de mayo, previsiblemente a través de un decreto ley que reformará, entre otras, la ley de presupuestos.

Según han adelantado fuentes del Ejecutivo, será también ese viernes cuando llegue a la mesa del Consejo el techo de gasto presupuestario para 2011, así como el cuadro macroeconómico en el que se basará.

Un cuadro que cambiará porque Zapatero ya advirtió ayer en el Congreso de que, a causa de los recortes, el Ejecutivo tendrá que revisar "unas décimas a la baja" su previsión de crecimiento para el año que viene, que situaba en el 1,8%.

El Gobierno estudia todavía cómo articular los variados recortes en un decreto ley que entraría en vigor de manera inmediata y que podría implicar la reforma de varias leyes.

Para hacer efectivo el recorte salarial de los funcionarios y los empleados del sector público, el principal tijeretazo al gasto, es necesario reformar la Ley Orgánica de los Presupuestos Generales del Estado de este año, en la que figura la subida salarial del 0,3% que se pactó en septiembre con los sindicatos.

Esta modificación supondrá un ahorro de 2.400 millones de euros, casi la mitad de lo que el Ejecutivo tiene que recortar en su compromiso para acelerar la reducción del déficit.

Aún no se ha aclarado cómo se articulará la bajada salarial para los empleados de las empresas públicas, que tienen sus propios convenios colectivos.

También habrá que cambiar en la ley de presupuestos las partidas destinadas a la ayuda oficial al desarrollo, que se reducirá en 300 millones de euros, y a la dependencia, donde se prevé un ahorro de 625 millones.

En este último caso, se debería modificar además la ley que regula el derecho a la atención de las personas dependientes para eliminar la retroactividad en las prestaciones, gracias a la cual los discapacitados reciben ahora, junto a la primera mensualidad, una cantidad única equivalente al número de meses transcurridos desde que habían presentado la solicitud.

El Consejo de Ministros deberá repartir también el recorte de 6.045 millones de euros anunciado en la inversión pública estatal y que supondrá retrasos en partidas de los Ministerio de Fomento e Industria.

El decreto que llegue a la Moncloa incluirá asimismo la rebaja del coste de los medicamentos no genéricos, que supondrá un ahorro de alrededor de 1.050 millones de euros anuales.

Para establecer los fármacos en unidosis, que permitirá prescribir la cantidad exacta de medicamentos al pacientes, se modificará la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos.

Otra de las leyes que se tendrán que retocar es la Ley de Medidas en materia de Seguridad Social, vigente desde 2007, con el fin de eliminar el régimen transitorio para la jubilación parcial.

Para eliminar la ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo, que quedará eliminada a partir del 1 de enero de 2011, habrá que reformar de nuevo la Ley general de la Seguridad Social.

La congelación de las pensiones anunciada ayer por Zapatero está prevista también para el año próximo, por lo que de momento, en principio, no implica ninguna reforma legislativa.