En un contexto de crisis

La mayoría de expertos ven "adecuadas" y "valientes" las medidas de ajuste

La mayoría de los analistas y expertos económicos consideraron "adecuadas" y "valientes" las medidas de ajuste fiscal anunciadas hoy por el presidente del Gobierno y que incluyen una rebaja salarial media del 5% para los funcionarios en 2010 y una suspensión de la revalorización de las pensiones.

El director de los servicios de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, dijo a Efe que es "positivo" y "esperanzador" que el Ejecutivo se empiece a plantear medidas concretas para reducir el déficit público.

Aseguró que en un contexto de crisis, la congelación salarial del sector público y la congelación de las pensiones es una medida "razonable" y "coherente" con el sacrificio que soporta el sector privado. "Son medidas bien orientadas, valientes", aseveró, tras añadir que posiblemente habría que "complementar" con otras, ya que "todavía queda una brecha en el déficit" del Estado.

Izquierdo valoró el mensaje de compromiso de austeridad presupuestaria que ha hecho el Gobierno porque -en su opinión- "no es lo mismo un ajuste cómodo que otro impopular".

El director general de Estudios de la Fundación de Cajas de Ahorros (FUNCAS), Ángel Laborda, calificó de "necesarias" las medidas que adoptará el Ejecutivo, durante un acto en la Fundación Rafael del Pino.

También en declaraciones a Efe la analista de Funcas María Jesús Fernández dijo que las medidas son "de urgencia y están bien" al tiempo que subrayó que es necesario una "reorganización" del entramado de las administraciones públicas para que sean más eficientes. Criticó que el presidente del Ejecutivo no haya dado muchos detalles sobre la previsión de un ahorro adicional de 1.200 millones de euros por parte de las comunidades autónomas y los ayuntamientos y, en este sentido, consideró que "hay muchos recortes que hay que hacer".

Por su parte, el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, destacó la "contundencia" de las medidas anunciadas por el Gobierno que a su juicio "han estado muy por encima de las expectativas" y han satisfecho a los mercados, que "querían hechos y no estrategias". Aseguro que "lo peor que puede pasar en una crisis de confianza es que el Gobierno pierda el control", al tiempo que insistió en que las medidas han de acometerse sin demasiados "conflictos e inestabilidad social" porque "necesitamos un Gobierno con legitimidad y credibilidad".

En cualquier caso, Díez destacó que "ahora les toca a los españoles ponerse a trabajar porque el problema de España es de endeudamiento, pero de carácter privado".

El responsable de análisis y mercados de AFI, Pablo Guijarro, alertó de que las medidas de ajuste fiscal puedan tener una implicación "negativa" en el crecimiento, debido, sobre todo, al recorte de la inversión pública.

De todas formas valoró que sean "coherentes" con lo solicitado por la Comisión Europea y por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y señaló que las decisiones anunciadas hoy son "un paso, pero no el último", ya que -en su opinión- deben ir acompañadas de reformas estructurales como la laboral, la del sistema financiero y la de las pensiones.