Tras la compra de Palm

HP prepara el rival del iPad

La compra de Palm por parte de HP abre todo un mundo de posibilidades sobre cómo y de qué manera se gestionará la nueva marca. De momento se ha filtrado que la firma prepara un tablet para competir directamente contra el iPad.

Hace unos meses todos los expertos veían claro que el horizonte de Palm estaba bastante oscuro. Parecía claro que su larga ausencia del mercado y su escaso tino con el tema del marketing la habían puesto contra las cuerdas. Semanas después varias marcas revoloteaban a su alrededor con el objetivo de comprarla y quedarse con la enorme sabiduría que sobre sistemas operativos y PDA tiene. En este caso los rumores no dieron ni una a derechas y ni Nokia, ni HTC, ni Lenovo eran los actores de este nuevo largometraje. Al final la también americana Hewlett-Packard se quedo con la firma. Apareció entre bastidores y se quedó con el papel de protagonista. Era evidente que HP no podía ignorar un mercado que vende más de 1.200 millones de unidades al año como es el de la telefonía. Hasta aquí todo bien, aunque ahora llega la hora de la verdad.

Incógnita

La compra, pendiente de ser ratificada por las autoridades antimonopolio americanas, abre toda una incógnita sobre cómo Hewlett-Packard rearmará su nueva división de teléfonos móviles. En paralelo abre también una gran duda sobre cómo Palm digerirá estar bajo la tutela de una empresa del calibre de HP. Sanjay Daswani, responsable de ventas de Palm en España, se limita a comentar que estar bajo el control del Hewlett-Packard "es una gran noticia para la compañía". Hewlett-Packard, hasta hace poco la empresa informática más grande del mundo, debe ser cauta a la hora de manejar su nueva marca. No solo es cuestión de dinero. No solo es cuestión de medios. Hacer que Palm funcione es cuestión de talento, de intuición, de entender la telefonía móvil, sus mercados, sus tendencias y su mercadotecnia. Deben saber mantener el alma de la firma, nacida en 1992 bajo el amor por los smartphones y las ganas de ofrecer algo diferente a sus seguradores. No solo suena un poco a la filosofía Apple, sino que sencillamente pretende calcarla. Desde la consultora Gartner, su vicepresidenta Carolina Milanesi, asegura que esta operación demuestra que HP quiere hacer un cambio hacia una estrategia de negocio más vertical. Sin duda que ese es el camino.

Listos para mejorar

Técnicamente Palm se encuentra en un momento financieramente malo, pero estratégicamente bueno. En los últimos años y siempre de la mano del ex Apple, Jon Rubinstein, ha creado un sistema operativo magistral, el webOS, muy bueno, dinámico y abierto a la descarga de aplicaciones, el nuevo negocio de la telefonía móvil. Según la firma su tienda de Internet ha conseguido ya más de treinta millones de descargas.

Tarea pendiente

HP, firma que nació en los albores de los cincuenta, también tiene arduo trabajo con esta compra. A todas luces es una operación acertada, pero sus sistemas de trabajo y planificación comercial están por encima de lo que necesita Palm. Hewlett-Packard trabaja a otros niveles de volúmenes y cifras. Ahora debe volverse más flexible, pensar como si fuera más pequeña, ser más rápida y eso es algo complejo en HP. Es como si volviera a nacer, como si tuviera que aplicarse cierto aire de locura ¿Es un examen para gran compañía americana? Sin duda que lo es y bastante severo. No podemos olvidar que HP lleva años flirteando con la telefonía móvil, sin aprobar nunca el examen. Es más, hace un menos de una año la firma analizó muy seriamente la posibilidad de lanzar móviles con Android. Al final parece ser que lo único que ha realizado con Android es el lanzamiento de su portátil de bajo precio. En cuanto a los nuevos proyectos ya se habla de un tablet tipo iPad con sistema operativo webOS. El nombre con el que se conoce en Internet es el de Hurricane, veremos si es capaz de levantar pasiones o tormentas.

Es decir, que HP sabe que de cara al futuro y a sus valoraciones financieras viene muy bien tener una saneada división de movilidad, ese terreno en el que todos los analistas coinciden en que se jugará el gran partido de la tecnología en los próximos años. De momento el mercado bursátil dijo el 29 de abril, justo después de conocerse la operación, que las acciones de Palm tenían que subir y que las de HP tenían que bajar. Es tiempo pues de hacer los deberes.

Más información en adslzone.net