Se ha provocado una "auténtica guerra"

Nueva Rumasa: hay seis empresas interesadas en comprar Cacaolat antes de su salida a bolsa

Nueva Rumasa aseguró hoy que existen seis compañías interesadas en la adquisición de Cacaolat antes de su posible salida a bolsa, lo que ha generado una "auténtica guerra" por hacerse con el control de la empresa de batidos.

"A pesar de la crisis, Nueva Rumasa ha recibido el interés de seis compañías por la compra de Cacaolat antes de su posible salida a bolsa, provocando una auténtica guerra por su adquisición, alguna de ellas utilizando fortísimas presiones en su negociación", afirmó el grupo de la familia Ruiz Mateos.

Tras el "gran interés" mostrado, Nueva Rumasa afirmó que es aún más consciente del "gran valor" de la marca Cacaolat, que cuenta con una capital social superior a los 175 millones de euros y una facturación de 100 millones de euros.

Con el fin de que Cacaolat inicie su cotización en bolsa, prevista inicialmente para la primavera de este año, la familia Ruiz-Mateos aprobó la escisión de los negocios de Cacaolat de Clesa.

En concreto, Clesa ha traspasado en bloque a Cacaolat las actividades relacionadas con las marcas Cacaolat, Sali, Letona y La Levantina, así como los productos comercializados con estas marcas.

Nueva Rumasa, que estima que la valoración bursátil de la empresa rondaría los 180 millones de euros, busca con esta operación acometer los planes de crecimiento de Cacaolat, entre los que figura la construcción de una nueva planta en Barcelona, que se sumará a las otras cinco que posee: dos en Madrid y una en Galicia, Sevilla y Zaragoza, respectivamente.

Propiedad de Letona desde 1931, en el año 1971 Cacaolat fue comprada por Centrales Lecheras Españolas (Clesa), y en 2001 ésta fue adquirida por la multinacional láctea Parmalat. En la actualidad tanto Letona como el grupo Clesa pertenecen al grupo Dhul, división de alimentación de Nueva Rumasa.