Descendieron el 2,3% en abril

Las ventas minoristas en Reino Unido registran la mayor caída desde 2008

Las ventas minoristas en el Reino Unido registraron el pasado abril la caída más fuerte desde diciembre de 2008, debido a la incertidumbre sobre las elecciones generales y las fechas de la pasada Semana Santa, según informó hoy el Consorcio Británico Minorista (BRC, en inglés).

Las ventas en abril descendieron el 2,3% frente al mismo mes del año anterior, una caída no vista desde diciembre de 2008, cuando el Reino Unido estaba en recesión.

Según el BRC, el descenso respondió a los días de Semana Santa (periodo que suele estimular las ventas), ya que la mayor parte de las vacaciones británicas correspondieron a marzo y las últimas a abril.

El director general del BRC, Stephen Robertson, ha señalado que la gente aún está "nerviosa" a la hora de gastar dinero.

"La gente necesita saber cómo las medidas que tome el nuevo Gobierno para afrontar el déficit afectarán sus ingresos y empleos. Incluso si las medidas son duras, pero (la gente) sabe cuáles son, es mejor que la actual incertidumbre", agregó Robertson.

El sector de la electrónica fue uno de los más afectados por la caída registrada en abril.