El PP tiende su mano al Gobierno para reducir el déficit

Rajoy afirma que a Zapatero "le han cantado las cuarenta en Europa"

El líder del PP le ha dicho esta mañana a su comité ejecutivo que "los deberes" que ayer domingo le puso a José Luis Rodríguez Zapatero la UE "son los mismos" que le propuso el pasado miércoles al presidente en La Moncloa y éste rechazó.

El líder del PP, Mariano Rajoy, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, durante la reunión mensual del Comité Ejecutivo Nacional.
El líder del PP, Mariano Rajoy, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, durante la reunión mensual del Comité Ejecutivo Nacional.

Rajoy ha afirmado que al Gobierno "ya no le valen los engaños, las excusas o las improvisaciones" pues los "deberes" que Bruselas le ha puesto este fin de semana para reducir el déficit van a ser "vigilados y observados". El líder del PP recordó que el recorte de 10.000 millones en el gasto público para este año supone el mismo volumen que su partido le propuso al Ejecutivo desde que se debatieron en diciembre los Presupuestos estatales.

El jefe de la oposición ha tendido también esta mañana su mano al Gobierno para ayudarle a reducir el déficit y a abordar las reformas estructurales pendientes cuando someta estas iniciativas al Parlamento. "La prioridad debe ser reducir el déficit porque de lo contrario ni habrá crecimiento ni creación de empleo", ha dicho Rajoy.

En este mismo contexto, ha señalado que la reunión del eurogrupo de este fin de semana no ha tenido a Grecia como foco de atención, sino a España y Portugal. A estos dos países, "la UE les ha dicho que no les va a dejar caer, pero al mismo tiempo que van a tener que hacer los deberes y que les van a vigilar y a observar". "Ayer a Zapatero le han cantado las cuarenta en Europa y el presidente ha aceptado lo que a mí el miércoles me negó en La Moncloa. En los últimos meses, se ha perdido un tiempo precioso que han pagado todos los españoles".

Rajoy ha coronado su discurso ante el comité ejecutivo de su partido advirtiendo que, en términos políticos, "todas las posibilidades están abiertas y el PP no descarta nada", en referencia a una posible moción de censura o a la petición de adelanto electoral. No obstante, ha añadido el matiz de que su partido debe promover únicamente "iniciativas útiles que resuelvan las cosas".