Desviados los vuelos Europa-Estados Unidos

La nube del volcán islandés complica de nuevo el tráfico aéreo en España

Una borrasca situada en el Atlántico, a la altura de las islas británicas, ha generado vientos que empujan la nube del volcán islandés hacia el norte de la península Ibérica. Las aerolíneas españolas y AENA toman precauciones ante la posibilidad de que el tráfico aéreo del fin de semana vuelva a sufrir alteraciones.

La situación de inestabilidad meteorológica localizada en el Atlántico ha provocado vientos con dirección sur que arrastran hacia el norte de la península Ibérica la nube del volcán islandés que ya paralizó el tráfico aéreo en toda Europa el pasado mes de abril.

La voz de alerta sobre la situación la dio en la tarde del viernes el centro especializado en el análisis de cenizas volcánicas Volcanic Ash Advisory Centre, ubicado en el Reino Unido. La institución remitió una alerta a medio día del viernes en la que advertía que los vientos empujan la nube volcánica hacia el norte de España. Según esta primera información se esperaba que las cenizas tocaran Galicia a lo largo de la tarde del viernes y que se internara por la cuenca del Duero durante la madrugada del sábado.

La información del centro volcánico especificaba que la composición en partículas de la nube que llegaba a la Cornisa Cantábrica era más densa en las capas bajas que en las altas, por lo que podría perjudicar en mayor medida las maniobras de aterrizaje que los vuelos de crucero de los aviones.

La primera consecuencia sobre el tráfico aéreo de la situación creada se dejó notar durante la tarde del viernes. La práctica totalidad de los vuelos de conexión entre Europa y Estados Unidos, fueron desviados hacia el sur ya que la zona de salida por el control de tráfico oceánico británico permanecía cerrada. El centro de control de Santiago de Compostela vio multiplicarse el número de aviones que tenía que encauzar para que abandonaran el espacio aéreo del continente europeo a la altura de Lisboa, y el tráfico tuvo que ser regulado en diferentes momentos.

Fuentes oficiales de AENA confirmaron los desvíos de los vuelos transcontinentales, pero dijeron que con la información disponible no se preveía el cierre durante el fin de semana de ningún sector del espacio aéreo nacional ni de ningún aeropuerto. Desmintieron de manera particular la posibilidad de que a lo largo de la madrugada del sábado estuviera previsto el cierre del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Fuentes del sector aéreo dijeron que se están manteniendo videoconferencias entre los técnicos en vulcanología y los responsables del control de tráfico aéreo de la zona sur de Europa con el fin de hacer evaluaciones permanentes de la situación. No descartaron que puedan decretarse rutas en España en las que no se pueda volar.

Nueve institutos para controlar las cenizas

El centro de vulcanología Volcanic Ash Advisory Centre, localizado en Londres, es una de las nueve instituciones que existen en todo el mundo con capacidad técnica para hacer mediciones sobre la composición e intensidad de este tipo de fenómenos naturales. Este rosario de institutos forman parte del sistema internacional IAVW (International Airways Volcano Watch) promovido por la organización mundial de seguridad aérea OACI que utiliza para sus análisis los más sofisticados medios, entre otros satélites de observación de la tierra.

Los institutos emiten sus alertas a través de notificaciones denominadas Notam o Sigmet, en las que identifican las áreas afectadas y pronostican cuales serán sus desplazamientos. La UE ha decidido potenciar y mejorar esta red en Europa.