Tormenta en los mercados

El Ibex cae un 2,93% y acumula un retroceso del 10,8% en cuatro sesiones

La huida de los inversores arrastra al euro por debajo de 1,27 dólares

El castigo continúa. Los mercados financieros europeos vivieron ayer una nueva jornada de tensión extrema por la venta indiscriminada de activos. El Ibex 35 perdió un 2,93% y acumula un retroceso del 10,98% en cuatro sesiones.

La sensación de que las autoridades económicas han dejado a Europa a su suerte cundió ayer en los mercados, y dejó campo abonado a los especuladores para proseguir en su castigo despiadado a los activos de la zona euro: Bolsa, deuda y divisa sufrieron una nueva oleada de ventas indiscriminadas que provocaron una caída del Ibex del 2,93%, hasta los 9.352,6 puntos. El índice acumula una caída del 10,8% desde el viernes y una merma de capitalización de 39.494 millones de euros.

La sesión comenzaba relativamente tranquila; hubo que esperar al mediodía, a la rueda de prensa del Banco Central Europeo, para que los nervios se tensaran de nuevo. Desde el inicio de la sesión el mercado barruntaba la posibilidad de que el BCE rebajara los tipos por sorpresa. Incluso, se especulaba con que la autoridad monetaria podría iniciar un programa de compra de bonos soberanos; es decir, inyectar liquidez en el mercado a través de la impresión de dinero nuevo. Ni lo uno ni lo otro. El BCE mantuvo los tipos en el 1% -mínimo histórico- y su presidente, Jean-Claude Trichet, afirmó que en la reunión no se habló de la compra de bonos. Decepción total y un nuevo brote de nerviosismo.

Las Bolsas europeas se habían mantenido en tierra de nadie toda la mañana, y no fue hasta la apertura de la sesión en Wall Street que la tendencia a la baja se impuso con toda su intensidad.

Al cierre, el Euro Stoxx 50 caía un 2,53%, en línea con el Cac de París (-2,2%) o el propio Ibex 35 (-2,93%). Hubo disparidad, de todas formas, porque el Dax alemán cedió tan sólo un 0,84%, en tanto que el índice FTSE Mib de Milán se desplomó un 4,27% debido a un nuevo rumor de rebaja de calificación crediticia por parte de S&P, esta vez sobre la deuda soberana italiana. La agencia no quiso confirmar ni desmentir el runrún del mercado. La Bolsa de Lisboa cedió un 2,15%, mientras que la de Atenas subió un 1,39%, el día que el Parlamento del país heleno votaba el plan de ajuste fiscal exigido por la Unión Europea y el FMI.

En el mercado de deuda las primas de riesgo se dispararon a nuevos máximos. El bono español a 10 años alcanzó el 4,422%, lo que supone un diferencial de 163 puntos con respecto a bund alemán.

Además del componente especulativo que afecta a los mercados financieros europeos, los grandes inversores internacionales -quizá por ello mismo- están huyendo de la zona euro. La venta indiscriminada de activos de la región ha provocado también una acusada de depreciación del euro, que a última hora de ayer se cambiaba con el dólar a 1,267 dólares, su nivel más bajo en 14 meses.

En esta descapitalización a cámara rápida que viven las Bolsa europeas, el sector bancario se está llevando la peor parte. El impacto que puede tener sobre los bancos del continente el empeoramiento de la situación en Europa ha provocado un retroceso del 13,6% del sector bancario europeo en las últimas cinco sesiones. Ayer cayó un 4,79% por el fuerte castigo que sufrieron principalmente los bancos italianos. En España, Santander y BBVA cayeron un 4,59% y un 4,76%, respectivamente, y aportaron 136,5 de los 282,6 puntos que perdió el Ibex en la sesión. Telefónica, en la misma línea, cedió un 2,33%.

Las últimas caídas en la Bolsa se están produciendo con un volumen muy elevado. Ayer se negociaron en la Bolsa española 9.236 millones de euros, cerca de la mitad en el segmento destinado a grandes operaciones de inversores institucionales. Esta cifra está en línea con la de los últimos dos días y son niveles máximos del año.

La volatilidad también se disparó ayer. El futuro de Ibex dio ayer bandazos de más de 100 puntos, hasta sumar una oscilación al cierre de 4.020 puntos, niveles similares a los de los peores momentos de la crisis de los últimos dos años.

Las cifras

21,6% es el retroceso que acumula el Ibex 35 en lo que va de año.

9.236 millones de euros se negociaron ayer en la Bolsa española; casi máximo de este año.

34.494 millones es lo que ha caído la capitalización del Ibex en cuatro sesiones.