Cree que Grecia es incapaz de salir sola de la crisis

Weber advierte de la "amenaza de contagio" de la crisis griega a otros países

El miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) y presidente del Bundesbank, Axel Weber, defendió hoy ante el Parlamento alemán la concesión de ayudas a Grecia al advertir de que la suspensión de pagos de este país representaría una seria amenaza para la estabilidad de la zona euro y un riesgo de "contagio" de la crisis a otros miembros del bloque.

"El 'default' de Grecia en la actual situación de fragilidad supondría un sustancial riesgo para la estabilidad de la unión monetaria y el sistema financiero", dijo Weber en su intervención ante el Bundestag. "Existe la amenaza de un grave efecto de contagio para otros miembros de la eurozona y el aumento del efecto negativo de retroalimentación en los mercados de capitales", añadió.

El banquero germano, principal candidato para suceder a Jean Claude Trichet al frente del BCE el año que viene, señaló que Grecia "es incapaz por sí sola de salir de la crisis" y destacó que el programa de rescate supone la única "opción razonable" ante las circunstancias "excepcionales" existentes para proteger la estabilidad de la eurozona.

Asimismo, Weber reiteró la necesidad de que Atenas se ciña a las estrictas condiciones impuestas para la concesión de las ayudas, que serán evaluadas trimestralmente, y subrayó que el éxito dependerá de la capacidad del Gobierno y los ciudadanos de Grecia para hacer frente a los retos y adoptar las medidas pactadas en su propio interés.

"Grecia recibe una inmensa muestra de confianza de sus socios y de la comunidad internacional y ahora tiene la obligación de respetar sus compromisos escrupulosamente (...) Sólo así podrá recuperar la confianza de los mercados", concluyó.

El FMI también admite que existe riesgo de contagio

Por su parte, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, admitió que existe un riego de contagio de la crisis griega a otros países europeos, aunque descartó que haya un riesgo "real" en el caso de Francia, Alemania o las grandes economías europeas, e incidió en la importancia de tener éxito a la hora de evitar ese contagio.

"Siempre hay riesgo", aseguró en una entrevista al diario ''Le Parisien'' Strauss Kahn, quien resaltó que el plan aprobado para Grecia va dirigido también a evitar ese contagio. "Sin embargo, todo el mundo debe permanecer extremadamente vigilante", resaltó.

En concreto, el director gerente del FMI hizo referencia al caso de Portugal, del que se ha dicho que podría ser el siguiente país de la zona euro en sufrir una situación similar a la de Grecia, y aseguró que el Gobierno luso ya está tomando medidas para evitar ese contagio. Además, defendió que los otros países del continente están una situación "mucho más sólida".

Strauss Khan también defendió el plan conjunto aprobado por la Unión Europea y el FMI y su único objetivo, "salvar a Grecia", pese a que admitió que se trata de una salida de la crisis "dolorosa y difícil para los griegos", pero que no hay "otra alternativa". "El país se enfrenta ahora a dos problemas: demasiada deuda y una competitividad demasiado débil. Está al borde de la quiebra y pronto no podrá pagar a sus funcionarios", subrayó.