Sin cifras concretas

La banca alemana se sumará al rescate de Grecia

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Shäuble, anunció hoy que la banca privada alemana se suma a la iniciativa de la UE y el FMI para ayudar a Grecia a salir de su crisis. Acompañado por el presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, Schäuble no ofreció cifras concretas, pero destacó la disposición de los bancos a sostener las líneas crediticias a los bancos griegos y los préstamos para Grecia.

Al término de una reunión con altos representantes de la banca privada alemana, el ministro subrayó la predisposición de dichos institutos a conceder nuevos créditos al país heleno.

Ackermann, por su parte, subrayó que el aporte de la banca alemana a la recuperación de Grecia es una señal importante para los países de la Eurozona y la economía mundial. "Es importante que ahora apaguemos esta casa en llamas. No es el momento de discutir sobre los fallos de construcción, sino de apagar el incendio", dijo el presidente del Deutsche Bank, que considera sin alternativa el programa de ajuste del FMI y el plan de ayuda internacional para Grecia.

"Nuestro aporte es una señal importante para la eurozona y para la economía mundial, pues muestra que confiamos en el programa de ajuste", agregó. Ackermann se mostró convencido de que el sector financiero fuera de Alemania también hará su aporte a la salvación de Grecia.

El presidente del Deutsche Bank dijo que el monto de la ayuda no se podía precisar todavía pues la mayor parte de la misma se realizaría a través del mantenimiento del crédito y de la ampliación de plazos para cubrir obligaciones pendientes y todavía está por calcular el coste que puede tener ello para los bancos. "En todo caso, se trata de sumas relevantes", dijo Ackermann.

En la reunión de Schäuble con la banca alemana también estuvo presente el presidente del Bundesbank, Axel Weber.

Alemania cree que Grecia podría necesitar más ayuda de la acordada, según el diario 'Bild'

La ayuda financiera ofrecida a Grecia podría quedarse corta, según las explicaciones del secretario de Estado de Finanzas alemán, Steffen Kampeter, a la comisión presupuestaria del parlamento germano. Las necesidades financieras de Grecia podrían alcanzar 150.000 millones de euros hasta 2012, lo que preocupa a los inversores, que también temen que las dificultades financieras se reproduzcan en otros países de la zona.

Según asegura hoy el rotativo alemán Bild, Grecia necesita para superar su crisis financiera casi un 30% más de ayuda que la acordada hasta ahora por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El diario revela que el secretario de Estado de Finanzas, Steffen Kampeter, informó a la comisión presupuestaria del Bundestag, el parlamento alemán, que las necesidades financieras de Grecia pueden alcanzar los 150.000 millones de euros hasta 2012.

La Unión Europea y el FMI han aprobado hasta ahora ayudas financieras para Grecia de 110.000 millones de euros para los próximos tres años. Bild, que se remite a testimonios de los asistentes a la reunión con Kampeter, señala que Grecia tratará de conseguir los 40.000 millones de euros que necesita suplementariamente en los mercados de capitales. En el caso de que no alcance este objetivo, el gobierno de Atenas volverá a recurrir a sus socios de la Unión Monetaria para cubrir ese agujero. Finalmente destaca que la ayuda alemana a Grecia, de 22.400 millones de euros para los próximos tres años, podría elevarse finalmente a 30.000 millones de euros.