Telecos

La solución para la recuperación se escribe en clave digital

EL ADN de la recuperación está escrito con ceros y unos. El sector de las tecnologías de la información (TIC) tiene la certeza de que el remedio de la crisis pasa por las telecomunicaciones

En febrero de 2009, en plena recesión, la Aetic (Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicación en España) publicó un escrito titulado La solución es digital que defendía el sector como motor de la nueva economía. Un año más tarde, su manifiesto de marzo de 2010 insiste: La solución sigue siendo digital. Su persistencia es fruto de una sensación generalizada de que "se ha avanzado poco", según afirma Jesús Banegas, presidente de Aetic. El nuevo documento reitera que el suyo "es el único sector que garantiza una salida sostenible porque puede mejorar la eficiencia en el conjunto de los sectores". Sus mejores razones son los datos de los aumentos de productividad que logra la aplicación de las TIC.

En España son responsables del 40% de estos incrementos, mientras que en la UE aportan el 25% del crecimiento del PIB. Un ejemplo de su potencial es la digitalización de la Administración, que está logrando reducir el coste de la sanidad gracias a la implantación de la receta y la cita electrónicas.

"El parón de nuestro sector está asociado a la crisis de la economía, por un lado, y por el otro, a la política del Gobierno. Los presupuestos del Plan Avanza y la innovación en general se han reducido", se lamenta Banegas. "La tecnología no es prioritaria para el Gobierno, que está dando más importancia a mantener artificialmente sectores anticuados, como el automóvil, que a áreas de futuro como la nuestra". Además, el sector sigue acumulando pérdidas. El hipersector de las TIC redujo su actividad un 7% de julio de 2008 a junio de 2009, según los últimos datos facilitados por Aetic. La industria de las telecomunicaciones fue la que más sufrió, con una caída de un 25%, seguida por la electrónica de consumo (-22%).

Dentro del subsector de las telecos, los operadores de telefonía han bajado sus ingresos un 3%, ganando, en el cuarto trimestre de 2009, 10.286 millones, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Telefónica asegura que 2009 "ha sido un año más duro de lo esperado", aunque han logrado cumplir sus objetivos. Su volumen de ingresos en 2009 fue de 19.703 millones, un 5,4% menos que en 2008.

La esperanza de las operadoras se deposita en los servicios de aplicaciones multimedia de banda ancha fija y sobre todo móvil, aseguran fuentes de Ericsson. La CMT constata subidas de las conexiones de banda ancha móvil. En el cuarto trimestre de 2009 fueron 1.960.706, lo que representa un crecimiento interanual del 69%.

Despliegue de redes

La mayor perspectiva de crecimiento pasa por el anhelado tendido de redes ultrarrápidas, que se ha retrasado en todo el mundo por la recesión. Consiste en la creación de un tupido entramado de autopistas informativas de alta capacidad a base de redes de fibra óptica, tecnología fija e inalámbrica de cuarta y quinta generación. Aunque su tendido es caro, expertos en el sector comparan la llegada de la banda ultrarrápida con la expansión del AVE.

Las quejas del sector se centran en la falta de un plan. Y es que, mientras Estados Unidos ya ha publicado su plan, Reino Unido ha creado Digital Britain para mejorar sus infraestructuras digitales y Francia va adelante con su France Numerique 2012, España sigue sin trazar una línea de actuación. "Sin estas infraestructuras, sin la inversión que las mismas requieren, no es posible la innovación ni la generalización de servicios y aplicaciones de valor para el ciudadano y la sociedad. La brecha digital se ampliaría y España cedería en competitividad", asegura un portavoz de Ericsson.

Francisco Ros, secretario de Estado para las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, reconoce que la crisis está retrasando el tendido de estas redes. Sin embargo, asegura que la presidencia española de la UE está haciendo un esfuerzo por llevar el debate al terreno comunitario y "construir una Europa digital entre 2010 y 2015".

La estrategia para crear esta nueva Europa se expuso en una conferencia crucial de la Comisión Europea la pasada semana en Granada, de la que ha nacido la Declaración de Granada.

Por un lado, se propone unificar los criterios para desplegar las infraestructuras ultrarrápidas. "Estamos trabajando en la creación de unas normas interesantes para los operadores porque su mayor incertidumbre es en qué condiciones se tendrán que compartir esas redes", declara Ros. Y por el otro, se quiere crear un mercado digital lo más homogéneo posible. Los puntos más importantes serán la unificación de los derechos del usuario, crear una red de seguridad en internet a nivel europeo y la lucha por la propiedad intelectual.

Con respecto al sector en España, el secretario de Estado afirma que durante los últimos cinco años el Gobierno ha dedicado "un esfuerzo presupuestario como ninguno antes" y que entre 2007 y 2008 se ha ejecutado más presupuesto en innovación que en los cuatro años de legislatura anterior.

Como consecuencia, España tiene una de las coberturas de banda ancha más elevadas de Europa, del 99% de la población. Así, el acceso llega a 25,1 millones de usuarios de internet en España, cuando en 2004 había sólo 11,2 millones, de los que menos de la mitad tenían contratos de ADSL.

Ros recuerda que la OCDE ha seleccionado el Plan Avanza como uno de los modelos de referencia en el mundo. Su continuidad, el Plan Avanza II, acaba de ponerse en marcha y tendrá vigencia durante los próximos cinco años. "De lo que no hay duda", reconoce Ros, "es de que la crisis y la restricción presupuestaria afectan a todos los ministerios, pero en el de Industria creemos que este sector tendría que tener menos recortes que otros por su impacto horizontal en toda la sociedad y la economía".

Tanto por el volumen económico que maneja el sector como por su versatilidad, Gobierno y empresas parecen estar de acuerdo en que las TIC pueden convertirse en el anclaje industrial que España necesita. Sin embargo, mientras la recesión y sus estrecheces de financiación continúan, las telecomunicaciones siguen esperando un incentivo que sirva como pistoletazo de salida hacia un futuro que, prometen, puede ser brillante.

Las compañías chinas amenazan a las empresas europeas

La recesión está desafiando la estabilidad del sector, pero las TIC tienen en China una amenaza mayor que, al contrario que la crisis, se hará más grande con los años. La competencia china ya se ha llevado de España la mayoría de nuestras fábricas.

Digital Europe, la Asociación Europea de la Industria de las Tecnologías de la Información, las Telecomunicaciones y la Electrónica de Consumo, considera que la fabricación es prácticamente una batalla perdida, pues la mayoría de nuestros fabricantes se han instalado allí. "Ahora todos los esfuerzos han de centrarse en la investigación y el valor añadido de una Europa unida", aseguran en Digital Europe. "No hay quien compita con sueldos que son de un orden de magnitud menores. Si aquí un ingeniero cobra 5.000 euros, en China cobrará 500 y, encima, se fabrica bien. Por eso las compañías más competentes ya están allí: Alcatel-Lucent, Teldat, Apple, Ericsson".

"Europa cuenta con empresas punteras y necesitamos que se siga apostando por llevar a la tecnología lo último y lo más novedoso. Sólo así podremos seguir a la cabeza del sector", puntualizan.

Contra la crisis, software libre

Alien Vault es una compañía española que se dedica a dar servicios de seguridad en internet. Protege contra hacker s y otros ataques informáticos en redes tan importantes como la del Gobierno español, el colombiano o la de Telefónica. Nació en 2007 con sólo dos empleados, pero la crisis ha revalorizado sus servicios y ahora son 30. "Seremos 50 en poco tiempo". ¿El secreto? El 99% de sus clientes inmunizan sus ordenadores con un software libre en código abierto, o sea, gratis. "Son comunidades de personas que comparten sus productos, similar a Lynux, que hoy está ganando terreno a Windows", dice Julio Casal, fundador de Alien Vault. El otro 1% lo constituyen compañías e instituciones que pagan para obtener una protección extra, esta vez en código cerrado. Otra pequeña parte de sus ingresos la obtienen dando cursos y servicios de soporte. "Muchas empresas que antes pagaban por su seguridad se han pasado al código abierto y se están dando cuenta de que es igual de seguro y mucho más barato".

Las cifras

4.000 trabajadores hay empleados en el sector de las TIC, que supone el 5,9% del PIB español.

40% representa la tecnología en el aumento de la productividad de toda la economía.

-7% redujo su actividad el hipersector de las TIC en el periodo comprendido entre julio de 2008 y junio de 2009.

10.286 millones de euros son los ingresos de los operadores en el cuarto trimestre de 2009, un 3% menos que en el año anterior.

500 millones de dispositivos electrónicos se conectarán en España en la próxima década, según Ericsson.

25% del crecimiento del PIB en la UE es responsabilidad del sector de las tecnologías de la información y la comunicación.