Urge acordar la reforma laboral

Chaves: "Si no se crea empleo en el último trimestre, será a lo largo de 2011"

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, afirmó hoy que las previsiones de creación de empleo para el último trimestre de este año entran "dentro de lo posible" aunque precisó que si no es en esas fechas será a lo largo del próximo 2011.

Además, Chaves exigió acordar una reforma laboral "lo antes posible" para trasladar así un mensaje de confianza a empresarios, trabajadores y al conjunto de la sociedad.

"Si no es en el último trimestre, a lo largo de 2011 vamos a tener creación de empleo", respondió en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press. Además, advirtió de los más de cuatro millones de parados y destacó que el mercado laboral necesita una reforma "con rigor y seriedad" lo antes posible, por lo que llamó a llegar a un acuerdo "rápidamente".

Destacó que el mercado laboral necesita una reforma "con rigor y seriedad" lo antes posible, por lo que llamó a llegar a un acuerdo "rápidamente".

"El mercado laboral necesita una reforma y, por lo tanto, hay unas expectativas que hay que responder y esas expectativas hay que responderlas con rigor, con seriedad y lo antes posible", señaló. Así, dijo que es "difícil" alcanzar un acuerdo sobre la reforma porque tienen que ponerse de acuerdo "los empresarios, los sindicatos y el Gobierno".

Chaves diferenció la situación económica de España a la de Portugal y Grecia. "Tampoco hay que rasgarse las vestiduras. Hemos bajado de un notable alto a un notable y estamos en una situación muy parecida a la de Reino Unido, a la de Bélgica, a la de Japón, que tienen una calificación muy parecida, que son economías potentes", explicó.

"La propia agencia Standard & Poor ha señalado que la nota de España es una nota excelente. A pesar de las rebajas, hemos pasado del notable alto al notable. La tasa de impago es cero y nuestra situación no es ni parecida a la situación de Grecia y a la de Portugal", apostilló.

Sobre si sintió envidia al ver a los principales partidos de Portugal unidos frente a la crisis, declaró que lo que "siempre" ha querido el Ejecutivo español es "que hubiera habido un gran acuerdo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición" pero que "no ha habido ningún interés" por parte del PP.

"Puso pegas en un acuerdo que tenía sus limitaciones, como fue el Acuerdo Zurbano, porque no quiere escenificar un acuerdo con el Gobierno, porque quizá pueda no tener tanto interés en que salgamos de la crisis o bien quiera seguir utilizándola como elemento para arañar votos", argumentó.

La crisis "ha desgastado nuestra credibilidad"

Preguntado si la recensión económica afectará en términos electorales a los socialistas, respondió: "Evidentemente nos ha desgastado nuestra credibilidad". Aunque consideró que los ciudadanos ya empiezan a percibir los resultados de las medidas impulsadas por el Ejecutivo.

En este sentido, indicó que el Gobierno y los socialistas parten de "la convicción" de que están en condiciones de ganar las elecciones.

"Es difícil porque el partido y el Gobierno han atravesado momentos difíciles, el final de 2008 y principios de 2009 han sido muy malos ya que el peso de la crisis ha sido abrumador y porque la crisis, evidentemente, nos ha desgastado en nuestra credibilidad porque todo el proceso de reformas que ha llevado a cabo el partido y el Gobierno en un primer momento no eran percibidas por la gente dada su impaciencia legítima", expresó.