Los intereses bancarios claves

El Metro de lisboa está en "quiebra técnica", según el Tribunal de Cuentas luso

El Metropolitano de Lisboa está en "quiebra técnica" y enfrenta una situación económico y financiera "degradada", según una auditoría divulgada hoy por el Tribunal de Cuentas (TC) de Portugal.

El TC, que comparó la situación del metro lisboeta a la de otras empresas públicas de transporte urbano de Portugal, especificó que el pago de cerca de 60,1 millones de euros en intereses bancarios entre 2003 y 2008, una política de precios desacertada y la "apatía" del Estado luso en su modelo de funcionamiento han desembocado en la delicada situación de la compañía.

El aumento de los costes operacionales, cerca de cuatro millones de euros en 2007, es otra de las causas atribuidas por el TC para el estado de quiebra técnica del Metropolitano.

Asimismo, el organismo destaca negativamente el gasto de personal e indica que en 2007 estos costes alcanzaron los 88,6 millones de euros, que supone un 52% de la estructura de costos operacionales y el 91% de los beneficios de la empresa.

El informe del TC ocurre el mismo día en el que la agencia Standard & Poor's (S&P) rebaja la calificación del Metropolitano de Lisboa de "A+" a "A-" consecuencia del corte en dos escalones en la nota de la deuda de Portugal de "A+" a "A-".