No comparte transferir sin más el 'modelo austríaco'

Campa dice que no se creará empleo neto en 2010

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, no ve factible que la economía pueda crear empleo neto este año ni tampoco que España pueda trasladar sin más el 'modelo austríaco' a su mercado laboral.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa,
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa,

En un tono menos optimista que el de otros miembros del Gobierno, Campa asegura en una entrevista al diario 'La Razón' que "quizá en la última parte de 2010 se vean sectores en los que ya se esté creando empleo", pero añade que, en la medida en que hay "otros muchos" en los que se está destruyendo, "no veremos crecimientos netos de empleo este año".

Según Campa, esta incapacidad para generar empleo este año se debe a que la economía no comenzará a crecer de forma estable hasta finales de 2010 o principios de 2011.

Mientras tanto, se producirá una "estabilización de la economía" durante el primer semestre de este año, en el que ya se darán "pequeños" crecimientos intertrimestrales positivos del PIB, que no impedirán una caída anual de la economía del 0,3% en el conjunto del año.

No se puede trasladar sin más el 'modelo austríaco'

Por otro lado, Campa se refiere en la entrevista al 'modelo austríaco' de mercado laboral, cuya adaptación ha colocado el propio Gobierno en el centro del debate sobre la reforma laboral. Al respecto, Campa apunta que "no tiene mucho sentido hablar de transferir simplemente el 'modelo austríaco' en España".

En opinión del secretario de Estado de Economía, "lo que sí es importante es que hay que buscar fórmulas que faciliten la contratación y atacar la dualidad de nuestro mercado laboral". "El documento que el Gobierno ha puesto sobre la mesa de diálogo social recoge explícitamente estos aspectos y en eso tenemos que trabajar", añade.

Preguntado por una posible rebaja de las cotizaciones que contente a la CEOE y permita un acuerdo sobre reforma laboral, Campa afirma que "los compromisos que se adquieran por parte del Estado tienen que ser muy consistentes con la restricción presupuestaria".

Y es que el 'número dos' de Economía reconoce que el déficit del Estado -del 11,2% en 2009- supone una deuda que, "de momento no es muy alta", pero que de no seguir la senda de la consolidación fiscal, corre el riesgo de subir "más de lo deseado".

En cualquier caso, Campa sentencia que los problemas financieros de Grecia no son comparables con los de España: "No somos en absoluto comparables con Grecia y nadie percibe que estemos en la misma situación de riesgo".