No puede con Apple

Nokia pierde la carrera contra el iPhone y lo paga con una caída del 14% en Bolsa

Sus beneficios casi triplican los conseguidos en el primer trimestre del año anterior. Sus ingresos suben, aunque no mucho, pero un 3% de incremento de facturación en el entorno actual no es desdeñable. Nokia presentó ayer unos resultados trimestrales que son netamente mejores a los del periodo anterior. Pero el veredicto del mercado fue unánime. Nokia cayó un 14,18% en Bolsa, su mayor descenso en nueve meses.

La culpa de este comportamiento la tienen Apple y su todopoderoso iPhone. Nokia lleva años intentando plantar cara al ultrafamoso móvil de la compañía de la manzana sin conseguirlo. El fabricante finlandés, líder en terminales móviles, se coronó por su posición imbatible en teléfonos inteligentes y ahora es incapaz de presentar un modelo que haga sombra al iPhone o a la Blackberry de RIM.

Y eso pese a que las cifras muestran que Nokia ha elevado cuota en el mercado de teléfonos inteligentes. Tenía el 40% y ahora cuenta con el 41%, según las cifras de la finlandesa. Pero los analistas interpretan que esta subida se ha hecho a base de los terminales de gama más baja dentro de los smartphones, porque entre los más elevados, ahí donde compite con Apple y RIM, su cuota ha bajado. A eso se une un mal resultado también entre los terminales más baratos, por la competencia de las empresas asiáticas.

Por eso, el mercado no dudó en tumbar a Nokia en Bolsa, entre otras cosas porque se esperaba más de ella. Las apuestas situaban sus beneficios casi 50 millones de euros por encima de lo que comunicó. También las ventas se quedaron cortas.

El tercer ingrediente del cóctel fueron las previsiones de la propia Nokia, que ha rebajado la estimación de margen de rentabilidad de su filial de terminales, por las continuas bajadas de precio para impulsar las ventas y el retraso de algunos lanzamientos.

Todo ello ha dejado a Nokia en una capitalización bursátil de 36.000 millones de euros. Hace once años valía 203.000 millones y era la empresa europea de mayor tasación. Mientras tanto, Apple vale 176.000 millones de euros. Y subiendo.