Para reducir el déficit

Zapatero anuncia un recorte de la inversión del 13% en los Presupuestos de 2011 y 2012

En un intento de dotar de credibilidad al objetivo de reducir el déficit al 3% del PIB en 2013, el presidente del Gobierno ha anticipado que en los dos próximos Presupuestos estatales, el capítulo de inversión se reducirá en un 13%.

El presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
El presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La reducción del gasto pendiente para los dos próximos ejercicios se concretará, ha dicho esta mañana Zapatero en el Congreso, en un recorte del 13% en la inversión pública, del 30% en las transferencias y del 15% en el funcionamiento de la administración. "Llegaremos a reducir el déficit al 3% en 2013 gracias a un esfuerzo muy serio en años preelectorales como son 2011 y 2012", ha dicho el presidente del Gobierno.

Zapatero se ha fijado como objetivo reducir dos puntos de déficit por cada ejercicio, partiendo del recorte de 5.000 millones decidido para este año. Una cuarta parte del ajuste, ha anticipado, procederá de la mejora del ciclo económico y de la retirada de algunos estímulos aprobados durante la fase crítica de la crisis. El resto, un ajuste estructural pendiente del 5,7%, se repartirá hasta el horizonte de 2013 e implicará también la moderación salarial en la función pública.

Aparte de reducir al mínimo la oferta de empleo público en los dos próximos años, el presidente ha recordado que se han congelado los sueldos de los altos cargos y de los directivos de las empresas públicas, iniciativa a la que se suma el plan de reducción de altos cargos que el Gobierno aprobará en las próximas semanas. La masa salarial de la administración pública, ha manifestado Zapatero, se reducirá un 4%, hasta el 10% del PIB.

El presidente también ha defendido en su réplica a Mariano Rajoy el plan de rescate a Grecia y la aportación española, de 3.675 millones. Según los cálculos efectuados por Economía, si Grecia cumple con sus compromisos de pago, el Tesoro obtendrá una ganancia de 110 millones anuales por este préstamo. No obstante, el presidente del Gobierno ha reconocido que "existe riesgo" de impago dada la difícil situación del país helénico.

El préstamo a Grecia se canalizará a través de la Comisión Europea y necesitará de la ratificación por parte de Las Cortes una vez sea aprobado por el Consejo de Ministros. No computará en el déficit, ha dicho Zapatero, pues sólo supondrá un aumento de la deuda bruta, no de la neta, en términos insignificantes teniendo en cuenta que el Tesoro emitirá este año deuda por importe de 76.800 millones, un 34% menos que en 2009.