A fondo

Palm está en venta, ¿cuál es el precio?

Palm capitaliza actualmente en torno a 673 millones de euros

palm vuelve a luchar por sobrevivir
palm vuelve a luchar por sobrevivir

Palm, el histórico fabricante de PDA y smartphones, está en venta. La compañía, controlada en un 30% por Elevation Partners, el fondo de inversión participado por Bono, el cantante del grupo irlandés U2, parece tener los días contados como grupo independiente y podría pasar próximamente a ser propiedad de alguna compañía de teléfonos móviles o de algún fabricante de equipos informáticos. De hecho, Palm ha encargado a Goldman Sachs y a Qatalyst Partners, la firma de asesoría del histórico Frank Quattrone, que busquen comprador. Pero, ¿quiénes son los favoritos para comprarla?, ¿cuánto podrían llegar a pagar?, ¿qué ventajas ofrece la compra de Palm?

De momento, y en respuesta a esta última cuestión, Palm mantiene muchas relaciones y acuerdos con los grandes operadores de EE UU, como Verizon Wireless, AT&T y Sprint. Unos vínculos que se han fortalecido en los últimos meses gracias a smartphones como el Pre y el Pixi. Además, tiene un portfolio en el mundo de las aplicaciones con 1.650 patentes, entre las que figura el sistema operativo WebOS.

Su marca sigue teniendo reconocimiento aunque, como advierten algunos analistas, menor que hace seis meses. Lo peor es que Palm está gastando cerca de 100 millones de dólares, dados los esfuerzos en inversión en I+D para la mejora de terminales y el gasto en marketing, por culpa de la fuerte competencia que vive el negocio de los smartphones en EE UU con la rivalidad entre empresas como Apple, RIM, HTC, Samsung, Motorola, Google

Todo va a condicionar el precio. Palm capitaliza actualmente en torno a 911 millones de dólares (673 millones de euros). Ahora bien, las acciones tan pronto suben un 18%, como sucedió el pasado lunes, o bajan un 12%, tal y como pasó el martes, o rebotan un 10% como ocurrió el miércoles. Ahora se mueven en el entorno de los 5,40 dólares.

La casa de Bolsa Stifel Nicolaus establecía la pasada semana un rango de los posibles precios en los que podía moverse la operación. En un informe para sus clientes, estos analistas fijaron cuatro rangos: bajo, donde el precio pagado por la acción sería de 0,75 dólares; medio-bajo, con un precio de 2,50 dólares; medio-alto, con 4,50 dólares, y muy alto, a 6,25 dólares. Stifel Nicolaus asignaba una probabilidad del 10% de que se diera un escenario en el rango bajo, otro 10% al medio-bajo, un 40% al medio-alto y otro 40% al muy alto. En su valoración final, estos expertos indicaban que las acciones de Palm se van a mover en un entorno de entre 4,50 y 5 dólares, aunque no es descartable que Palm siga viviendo sacudidas bursátiles, arriba o abajo, al son de los rumores del mercado. Unas especulaciones que vendrán marcadas por la incorporación de nuevos miembros a la lista de interesados.

Muchos expertos coinciden en que las compañías que más apetito podrían tener por Palm serían las empresas de fuera de la industria específica de los smartphones o que apenas tienen presencia en ella. Los nombres ya están sobre la mesa: Lenovo, que tiene una tesorería de 2.000 millones de dólares; Acer, que cuenta con 1.400 millones; Dell, con 7.700 millones, y el gigante HP. Todos tienen oferta de smartphone, pero su cuota de mercado es escasa. Palm les abriría las puertas de los grandes operadores.

Otras empresas cuyos nombres han sonado estos días son las chinas ZTE y Huawei. Con Palm, sin duda, ganarían gran presencia en el mercado de EE UU, una de sus grandes ambiciones. Eso sí, al igual que sucedería con la también china Lenovo, tendrían que vencer las posibles reticencias estadounidenses a que una empresa tecnológica nacional pasara a manos chinas.

Otras compañías

También HTC y Motorola han surgido en las quinielas. Todo es posible pero ahora la opción de Palm parece menos probable dado el éxito de ambas con sus nuevos smartphones. Motorola, que tiene en su tesorería 4.000 millones, ha logrado recuperar el pulso, especialmente en EE UU, gracias al éxito de nuevos terminales como el Droid.

Por último están los nombres de gigantes como RIM, Samsung, Apple y Nokia. Todas han hecho grandes inversiones en desarrollar sus propias plataformas y no está claro qué ventajas podría darles Palm. Aunque siempre podrían estar interesadas en alguno de sus activos o patentes.

De momento, y en medio de la vorágine de las especulaciones, algunos hedge funds han empezado a tomar posiciones en Palm. El miércoles se supo que Harbinger Capital Partners había tomado un 9,5% del capital. Habrá más.