Mercados

La acusación sobre Goldman Sachs hunde las Bolsas

El Ibex cayó un 2,29% el viernes, después de que la SEC demandara al banco de inversión por fraude en relación a las hipotecas 'subprime'

Desde el lunes hasta el jueves, las Bolsas, especialmente las europeas, se movieron a golpe de las noticias sobre Grecia. Las dudas sobre el plan de rescate planeaban sobre el mercado e impidieron que las órdenes de compra se hicieran claramente con el control. Pero el factor decisivo fue Goldman Sachs, acusado el viernes por la SEC de fraude en relación a las hipotecas subprime. El guardián estadounidense de los mercados culpa al banco de estructurar y vender obligaciones respaldadas por hipotecas basura sin proporcionar "información vital" a sus clientes. Por su parte, Goldman señaló en una nota que las acusaciones son "absolutamente infundas".

Las acciones de la entidad estadounidense llegaron a desplomarse un 15,6% en la sesión del viernes, aunque cerraron con un descenso del 12,79%. En cuanto la SEC colgó la nota de prensa en su web y la agencia Bloomberg se hizo eco de la noticia, los ya existentes números rojos en casi todos los parqués se multiplicaron. Fue la puntilla a una apertura de Wall Street marcada por las órdenes de venta, ante los decepcionantes resultados de varias empresas estadounidenses.

El efecto en el Ibex fue instantáneo. El viernes fue una sesión más o menos tranquila hasta las cuatro y media de la tarde. Fue entonces cuando se dio rienda suelta a las órdenes de venta, que fueron acelerándose con el paso de los minutos. El Ibex terminó en 11.259,7 puntos, tras caer un 2,29%. El balance semanal también concluyó en negativo, con una pérdida del 1,18% en las últimas cinco sesiones. En todo caso, los analistas técnicos confían en la posibilidad de atacar los máximos anuales siempre que no se pierdan los 11.200 puntos (véase página 21).

La prima de riesgo de la deuda griega marcó un nuevo récord en los 430 puntos

La mala noticia es que el volumen en la caída se situó en 6.285,4 millones de euros, un 54,8% superior a la media de abril. Que se mueva más dinero aporta fiabilidad al movimiento, tanto si es al alza como a la baja, según los expertos.

Las pérdidas anegaron el resto de los parqués europeos en la última jornada de la semana. El Footsie británico se dejó un 1,39%; el Cac francés, un 1,94%; y el Dax alemán, un 1,76%. Los bancos fueron los principales culpables de las pérdidas, como demuestra el hecho de que el selectivo del sector del Dow Jones Stoxx 600 se hundió un 2,7% el viernes.

También en Wall Street se puso fin a la sucesión de máximos que habían estado marcando los índices en las últimas sesiones. El Dow Jones cedió un 1,13%, mientras que el Standard & Poor's 500 abandonó los 1.200 puntos -conseguidos el pasado miércoles por primera vez desde finales de septiembre de 2008- pues cayó un 1,61%. El Nasdaq, por su parte, bajó un 1,37%.

La acusación sobre Goldman fue la gota que colmó el vaso, pero los inversores ya se habían decantado por recoger beneficios antes de conocerse el escándalo. Intel y JPMorgan dejaron un buen sabor de boca entre los inversores el pasado miércoles con sus resultados durante el primer trimestre, pero Google, General Electric y Bank of America decepcionaron el viernes al mercado. En cuanto a los datos macro, hubo luces y sombras. Por un lado, el número de viviendas iniciadas en EE UU creció un 1,6% en marzo, por encima de lo previsto. Por otra parte, el índice de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan bajó hasta los 69,5 puntos, cuando los economistas habían previsto 75 puntos.

El mercado sigue muy de cerca los detalles del plan de rescate heleno. El Gobierno griego ya ha dado el primer paso para pedir la ayuda a la UE y al FMI, pero todavía persisten muchas dudas. ¿El programa de recorte de gastos impuesto al país pasará factura al crecimiento económico del país? ¿El plan de salvamento es exportable a otros países europeos? ¿Conseguirá Grecia reducir sus costes de emisión? La prima de riesgo de su bono a 10 años frente al alemán marcó el viernes otro máximo desde la entrada del euro, al situarse en 430 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual). Sin embargo, el diferencial de España se quedó en los 74,8, lejos del récord de 128 que alcanzó en febrero de 2009.

El precio del petróleo continúa con la senda alcista

La cotización del barril de crudo Brent alcanzó un máximo el pasado jueves en 87,6 dólares y, pese a que el viernes corrigió suavemente, se mantuvo por encima del nivel de los 85. La OPEP elevó su previsión de aumento de la demanda mundial de crudo este año hasta los 900 millones de barriles al día, 20 barriles por encima de su estimación anterior.

El precio del oro negro ha experimentado una subida superior al 160% desde el mínimo de 36,2 dólares por barril de Brent que marcó en diciembre de 2008.

El 'rally' del euro se frena y vuelve a los 1,35 dólares

Conocer las condiciones del plan de rescate griego hizo revivir al euro. Desde los 1,327 dólares que tocó el pasado 8 de abril, llegó a subir cerca de un 3,2% y rozó incluso las 1,37 unidades del billete verde. Pero la incertidumbre ha vuelto con fuerza en las últimas sesiones a la moneda única y el viernes volvió a bajar hasta el nivel de los 1,35 dólares.

Precisamente, el viernes fue el yen el que recabó el apoyo de los mercados. Al conocerse la acusación contra Goldman, llegó a subir un 1,1% frente al dólar, hasta los 91,99 yenes por dólar, frente a los 93,03 previos.

Argentina propone canjear sus bonos que no pagan cupón

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aseguró ayer que la oferta de compra de bonos que no pagan cupón propuesta por su Gobierno supone un buena propuesta para los inversores, según recoge Bloomberg. La propuesta se hace para canjear 20.000 millones de dólares en deuda impagada desde hace nueve años y para recuperar así el acceso a los mercados de capital.

Las condiciones son similares a la reestructuración del 2005. Se ofrecen bonos con vencimiento en el año 2017 y con un cupón anual del 8,75%.