Para prevenir el coste de futuras crisis

El Ecofin descarta de momento imponer una tasa al sector financiero

La reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) que ha concluido hoy en Madrid ha descartado, de momento, imponer una tasa al sector financiero para prevenir el coste de futuras crisis. La Comisión Europea había propuesto la creación de un fondo de resolución de crisis financiado por contribuciones de todas las entidades del sector.

La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, presidenta semestral del Ecofin, reconoció al término del encuentro que "no estaríamos en lo cierto si dijéramos que ya hay un consenso total sobre qué instrumento elegir [para financiar futuras crisis] si se llegara a crear ese instrumento".

A la división de los ministros sobre la propuesta del comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, se ha unido la firme resistencia de los gobernadores de los bancos centrales a imponer nuevos gravámenes a un sector que todavía no se ha recuperado de la crisis. Barnier se ha librado de tener que explicar el fracaso de su propuesta porque abandonó el Ecofin prematuramente para poder llegar a París antes de que se cierren los aeropuertos como consecuencia de la nube de ceniza volcánica.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, en una opinión compartida por el resto de gobernadores, reclamó una "calibración adecuada" en cualquier iniciativa que afecte al sector financiero. Y que, en cualquier caso, se evite "poner en cuestión la recuperación". El BCE, como la mayoría de los países de la UE, prefiere que no se interfiera en estos en las normas sobre requisitos de capital que se están elaborando en Basilea y que ya van a suponer una importante carga para el sector.

Salgado también subrayó que los ministros han acordado que "si hay que elegir una prioridad, esa debe ser la reforma del sistema de supervisión financiera" y no la creación de un fondo de resolución de crisis. "Hay mucho trabajo por hacer, pero ha sido un debate muy rico", resumió la presidenta de turno del Ecofin.

La ministra española también precisó que la propuesta del comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, para revisar los presupuestos nacionales antes de su aprobación no pretende en ningún caso "sustituir el trabajo del Consejo de Ministros o de los Parlamentos". En todo caso, aclaró, Bruselas no tendría derecho de veto sobre los presupuestos y el Eurogrupo (reunión de ministros de Economía de la zona euro) no se pronunciaría sobre ellos "de ninguna manera, ni por mayoría cualificada ni por unanimidad".

Como consecuencia de la nube de cenizas volcánicas procedente de Islandia, la presidencia española de la UE está organizando un sistema de autobuses para trasladar a los corresponsales de los medios internacionales en Bruselas que se han desplazado hasta Madrid para cubrir la reunión del Ecofin. Muchos de esos periodistas tenían previsto regresar a la capital comunitaria a lo largo del domingo o del lunes, pero el cierre del espacio aéreo belga se lo va a impedir. De momento ya hay más de medio centenar de corresponsales dispuestos a utilizar el sistema de autobuses de la presidencia, a lo que habría que añadir cientos de kilos de material de los medios audiovisuales.