En un discurso en una reunión europea

Segura defiende un modelo de supervisión fuerte, europeo e independiente

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Julio Segura, defendió ayer un modelo de supervisión europeo, independiente de otras instituciones y con capacidad para dictar normas vinculantes. En un discurso en la reunión europea de presidentes Comisiones de Finanzas, Segura abogó por la creación de unas autoridades supervisoras europeas fuertes.

El supervisor español calificó de "muy positiva" la iniciativa para la creación de tres Autoridades Supervisoras Europea (EAS), que sustituirán a los comités de nivel tres de bancos, seguros y mercados (CEPS, CEIOS y CESR). Segura señaló que es fundamental que las EAS tengan capacidad para dictar normas técnicas vinculantes para los supervisores nacionales y que actúen como árbitros en las posibles diferencias entre supervisores. Asimismo, el ejecutivo de la CNMV considera que las EAS deben ser independientes; entendida la independencia como su autofinanciación, que sería posible si los países aportan cuotas según el tamaño de su sector financiero y no de su población, y su autonomía frente a otras instituciones. Segura considera que el Parlamento y la Comisión Europea no deberían tener capacidad para modificar las decisiones de las EAS, salvo en caso de regular sobre la materia.

Segura aplaudió las iniciativas regulatorias que se han planteado a nivel mundial tras el estallido de la crisis, aunque advirtió que se corre el riesgo de que se "pierda el impulso reformador" a medida que los mercados financieros se vayan normalizando.